Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

¿Está seguro mi dinero si el banco quiebra?

El Fondo de Garantía de Depósitos asegura hasta 100.000 euros por titular y entidad en caso de quiebra bancaria

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 13 abril de 2009
Img carro dinero Imagen: sanja gjenero

Hace cuatro años, la crisis se veía como algo lejano e incluso etéreo. Se oía hablar de ella, pero muy pocos sabían dónde se encontraba. Hasta que un buen día todo cambió. Ni la peor de las previsiones de los más agoreros coincidía con la situación que atraviesa el sistema bancario occidental. Y su desenlace no parece estar aún demasiado cerca. Todo comenzó con las ya famosas hipotecas basura norteamericanas, más tarde vinieron los temidos contagios del “virus subprime” a los bancos europeos, después las inyecciones de capital a la banca, la bancarrota de Lehman Brothers, el caso Madoff y las intervenciones, la más reciente la de la Caja de Ahorros del Mediterráneo. ¿Qué pasa con los ahorros de sus clientes?

Lo que conviene hacer

/imgs/2008/06/carro-dinero.article.jpg

Al ser la garantía de 100.000 euros por depositante, la cosa cambia cuando un mismo producto o una cuenta de ahorros tiene más de un titular. Cuando esto es así, el saldo se divide entre todos ellos de acuerdo con lo previsto en el contrato del producto, que si no indica lo contrario es a partes iguales, de manera que cada titular tiene garantizado un máximo de 100.000 euros si el banco quebrara. Por ejemplo, un matrimonio que tenga una cuenta con 200.000 euros en la que los dos cónyuges figuren como titulares puede recuperar el neto de su capital, ya que a cada uno le corresponde una garantía de 100.000 euros. De igual manera, una persona que tenga sus ahorros distribuidos en diferentes entidades, 60.000 en el Banco A y 65.000 euros en la Caja de Ahorros B, tiene garantizado el dinero de ambas entidades, ya que la cantidad máxima cubierta es de 100.000 euros por entidad. Por ello, tal y como recomiendan los expertos, puede ser una buena idea “cubrirse las espaldas” y diversificar los ahorros en distintas entidades, depositar en cada una de ellas la cantidad máxima que garantiza el FGD y poner a más de un titular en la cuenta o en el plazo fijo.

La garantía es igual para los depósitos en valores e instrumentos financieros confiados a una entidad de crédito, y es compatible e independiente a la que se tiene sobre los depósitos de dinero que se puedan tener en el banco o en la caja. Los supuestos para que se haga efectiva son los mismos que en el caso anterior.

¿Qué pasa con mi hipoteca?

El Fondo de Garantía, previas comprobaciones oportunas, procede al pago del importe de las cuentas en el plazo de tres meses después de la declaración de quiebra, suspensión de pagos o impagos, aunque este periodo puede ser ampliado en determinadas ocasiones y con consentimiento del Banco de España. Ahora bien, una vez salvados los ahorros, ¿qué sucede con los otros productos que se tienen contratados con la entidad? ¿Y con los seguros o planes de pensiones?

Si el banco quebrara, los consumidores seguirían pagando el crédito y la hipoteca pero a otra entidad

Aunque a más de uno se le habrá pasado por la cabeza que si su banco desapareciera de la faz de la tierra sería toda una bicoca porque así dejaría de pagar la hipoteca, la letra del coche y las cuotas de la tarjeta de crédito, nada más lejos de la realidad. Y es que, aunque una entidad se declare en bancarrota, las deudas seguirían presentes y sería una segunda entidad la que administraría la suspensión de pagos y la encargada de recaudar este dinero. Si la cartera de créditos o el banco en su totalidad se liquida y pasa a ser propiedad de otra empresa, será ésta la que reciba el dinero que deben los clientes. Así es que, si el banco quiebra, los consumidores seguirán pagando el crédito y la hipoteca pero a otra entidad.

Seguros y fondos de pensiones

La Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP) es la encargada de supervisar y controlar el correcto funcionamiento de este sector. Es un organismo que pertenece al Ministerio de Economía y Hacienda, y su misión es la de proteger a los clientes de las entidades aseguradoras y a los partícipes de los planes de pensiones. Para ello, regula, ordena y supervisa las entidades que componen el sector y autoriza a las nuevas entidades que quieran operar. De hecho, se puede consultar en su página web el registro público en el que figuran las entidades aseguradoras autorizadas para operar en España.

Pero si la entidad aseguradora quiebra o se declara insolvente los consumidores tienen un ángel de la guarda, eso sí siempre que la compañía aseguradora esté inscrita en el registro correspondiente y funcione de manera legal: el Consorcio de Compensación de Seguros, adscrito al Ministerio de Economía. Es el organismo encargado de asumir la liquidación. Con estos productos no existe una cantidad máxima que recuperar, como ocurre con los Fondos de Garantía, sino que depende del balance de cada compañía.

Todos estos organismos velan por los derechos de los usuarios de las entidades financieras, aseguradoras o de inversión. Pero nunca está de más que los ciudadanos sean cautos. Es importante seguir las recomendaciones de los expertos y depositar el dinero en entidades de confianza y autorizadas por los organismos de control y supervisión. De lo contrario, más que ahorrar o sacar beneficios podríamos poner en peligro nuestro dinero.

Paginación dentro de este contenido


RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones