Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Financiar las vacaciones

Las agencias permiten demorar el pago hasta seis meses sin intereses, aunque quienes necesitan financiación contratan créditos con tipos de hasta el 11%

Img palmera Imagen: Daniel Lobo

Pasar unos días fuera de casa para cambiar de aires y relajarse durante las vacaciones puede ser más difícil este año, ya que la crisis azota a cada vez más hogares. De hecho, según datos del Eurobarómetro, el 16% de la población tendrá problemas para financiar su estancia veraniega. Los ciudadanos pueden recurrir a créditos para financiar sus vacaciones, aunque cabe destacar que esta opción incrementaría la ya de por sí elevada tasa de morosidad de las familias españolas. Quienes deciden, de todos modos, pedir prestado para pagar sus vacaciones, recurren generalmente a préstamos personales o a productos específicamente diseñados para esta eventualidad, pero también a las agencias de viajes -que permiten demorar el pago hasta seis meses sin tener que pagar intereses-, o “tiran” de la socorrida tarjeta de crédito. Las posibilidades para encontrar una fuente de financiación se han multiplicado durante los últimos años, y escoger una u otra opción depende, en gran medida, del grado de endeudamiento que pueda soportar cada familia, pero también de las particularidades que brinde cada modalidad.

Tirar de tarjeta

/imgs/2008/09/contar-dinero-articulo.jpg

Las tarjetas de crédito para viaje son una herramienta muy útil, especialmente para las personas que se desplacen en sus vacaciones a destinos en el extranjero o quienes viajen con toda su familia. Además, muchas de estas tarjetas permiten a sus usuarios gozar de descuentos en la contratación de algunos servicios turísticos (hoteles, parques temáticos, centros comerciales, etc.). Conviene, sin embargo, diferenciar las tarjetas estrictamente de crédito de las tarjetas de crédito para viajes. Sobre estas últimas hay que recordar que funcionan como las primeras, pero con la diferencia que se pueden obtener descuentos de hasta un 20% de los servicios turísticos contratados, en función de las promociones que cada temporada lanzan al mercado. Por otro lado, no disponen de un límite máximo, lo que las hace muy útiles para largos periodos vacacionales en donde se necesita un mayor presupuesto. Por otro lado, su contratación resulta muy fácil, ya que basta con presentar el DNI y un recibo de la nómina.

La cara amarga de este tipo de financiación es que, de manera habitual, se tiende a abusar de ellas, y comprar con excesiva “alegría”, lo que conlleva a elevar el índice de endeudamiento familiar. Igual ocurre con las tarjetas de crédito, aunque en este caso hay un máximo, bien estipulado por la entidad emisora o por el propio cliente. En las tarjetas VISA o Mastercard tradicionales, el límite máximo dispuesto está situado en torno a los 3.000 euros, que se pueden devolver a través de pago aplazado, y se aplica un tipo de interés equivalente al 11%-13% TAE, que se puede abonar en el periodo que considere oportuno el titular de la tarjeta a través de cuotas mensuales de 30 euros como mínimo. Una ventaja de esta opción es que lleva aparejado un seguro de accidente y otro de viajes.

La mayoría de las tarjetas de alto standing se distinguen porque obsequian a sus titulares con ofertas especiales en diversos sectores turísticos (líneas aéreas, hoteles, clubes de golf, paquetes de viajes, parques temáticos, esquí, etc.), de forma que es normal encontrase con propuestas como la obtención de un vale de 15 euros por cada reserva en el alquiler de automóviles o descuentos de entre el 10% y 15% en las hoteleras. Las promociones de los establecimientos turísticos se actualizan a diario, de modo que para estar informado basta con visitar regularmente las webs de las empresas encargadas de ofrecer estos servicios. Para validar la promoción telefónicamente hay que llamar al número que aparece en la pantalla para comunicarse con el establecimiento; conviene escribir el código de promoción antes de hacer la llamada y mencionarlo cuando se esté conectado.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones