Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Fondos de inversión

Lo más importante a la hora de elegirlos es que se adapten al perfil de riesgo y disponibilidad del inversor

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 12 julio de 2005

Los fondos de inversión reúnen el dinero de un grupo de personas que delegan la gestión de sus ahorros a una entidad gestora que se ocupa de invertirlos y que les cobra una serie de comisiones por esa labor. Existe en el mercado una variada gama de fondos de inversión, por lo que los clientes disponen de muchas opciones a la hora de decantarse por aquel que se adecue mejor a sus necesidades. Las expectativas económicas para los años venideros en este ámbito, según los expertos, son positivas. La rentabilidad depende de la composición del propio fondo escogido, del comportamiento de los mercados financieros, de la capacidad de riesgo del titular a la hora de escoger o tomar decisiones, del plazo de la inversión, etc. Lo más importante es contemplar todas las opciones de inversión, escoger con cuidado y asegurarse, en el caso de optar por los fondos, de que la entidad intermediaria sea profesional, transparente y esté autorizada.

Tipos de fondo

El plazo para ser rentable depende del tipo de fondo, reflexiona el director de InverConsulting. Según él, los monetarios empiezan a ganar dinero, «aunque poco», prácticamente desde el primer día, mientras los de renta variable dependen del mercado, pero «en general suelen presentar buenas rentabilidades a partir de 3 años».

«La renta fija está muy cara y en fondos garantizados no hay grandes cosas», explica Puy Carazo. No obstante, si un inversor es «conservador», es decir, que no quiere correr riesgos importantes, el consejo general es que se decante por un fondo que no experimente grandes oscilaciones en su valor liquidativo. Estos son los tipos de fondos más importantes:

  • FIM (Fondos de Inversión Mobiliaria): Están obligados por ley a tener al menos el 80% de su patrimonio invertido en valores de renta fija o de renta variable admitidos a negociación en una bolsa de valores. En las subcategorías de renta fija o variable también los hay mixtos.
  • FIAMM (Fondos de Inversión en Activos del Mercado Monetario): También se conocen como fondos monetarios o fondos de dinero. Deben invertir al menos un 90% de su cartera en renta fija a corto plazo (vencimiento no superior a 18 meses).
  • FIMF (Fondos de Inversión Mobiliaria de Fondos o fondos de fondos): Se conocen también como fondos de fondos, ya que invierten al menos un 50% de su activo en participaciones de otros fondos de inversión.
  • FIMP (Fondos de Inversión Mobiliaria Principales): Tienen como partícipes a otros fondos de inversión.
  • FIMS (Fondos de Inversión Mobiliaria Subordinados): Invierte al menos un 80% de su cartera en participaciones de Fondos de Inversión Mobiliaria Principales y consta así en su folleto informativo.
  • FIME (Fondos de Inversión Mobiliaria Especializados en valores no negociados): Invierten entre un 50% y 80% de su activo en valores no negociados en mercados secundarios.
  • FII (Fondos de Inversión Inmobiliarios): Invierten su patrimonio en inmuebles (viviendas, oficinas, garajes…) y obtienen su rentabilidad tanto de la reventa como del cobro de alquileres.
  • Fondtesoros: Son una categoría especial que invierte su patrimonio exclusivamente en deuda del Estado (letras del Tesoro, bonos y obligaciones del Estado). Pueden considerarse FIM (cuando invierten al menos un 50% de su cartera en deuda del Estado con plazo superior a un año) o bien FIAMM (si invierten todo su patrimonio en valores del Tesoro a corto plazo). Para invertir en Fondtesoros, Alejandro Conde aconseja dirigirse directamente al Banco de España para ahorrarse comisiones de gestión, etc. De igual modo, si se opta por invertir en acciones de un banco determinado, cree que es mejor hacerlo desde la propia entidad y negociar las reinversiones.
  • Fondos garantizados: Son FIM pero merecen un apartado especial por su difusión en los últimos años. Especifican claramente en el folleto su objetivo de rentabilidad garantizado donde, además, debe explicarse claramente el funcionamiento de la garantía. La garantía puede consistir en alcanzar una rentabilidad fija determinada (Garantizados de Renta Fija) o participar en la rentabilidad de un índice de bolsa en un período determinado (Garantizados de Renta Variable).

Si atendemos al destino de los beneficios de los fondos se puede distinguir entre fondos de reparto, que reparten periódicamente los dividendos, y los de capitalización, que reinvierten sus beneficios sistemáticamente. La mayoría, debido a su mayor eficiencia fiscal, son de este último tipo.

Paginación dentro de este contenido

  • Ir a la página anterior: « 
  • Estás en la página: [Pág. 2 de 2]

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto