Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Fondos, las consecuencias de invertir en empresas que quiebran

Patrimonio y rentabilidad se reducen si la compañía quiebra, pero la pérdida derivada por la inversión en un activo no puede superar el 10%

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 23 octubre de 2008
Img fondos Imagen: Kelly B

¿Cuánto se puede perder?

/imgs/2007/06/bolsa03.jpg¿Cuánto puede perder un fondo cuando una empresa en la que invierte va a la quiebra? En España, la legislación actual que regula los fondos de inversión (Real Decreto 362/2007, de 16 de marzo, por el que se modifica el reglamento que desarrolla la Ley 35/2003, de 4 de noviembre, de Instituciones de Inversión Colectiva) indica que la pérdida máxima que un fondo de inversión puede tener por la inversión en un solo activo es del 10%. Esta exigencia, sin embargo, no se aplica en el caso de los “hedge funds” (fondos de inversión libre), que cuentan con una libertad más amplia para elegir sus inversiones.

Evitar las pérdidas en caso de que una empresa en la que participa un fondo quiebre es prácticamente imposible. No obstante, las gestoras siguen unos rígidos criterios de diversificación de activos (las carteras de los fondos están compuestas, por lo general, por un mínimo de 15 ó 20 activos diferentes), lo que diluye bastante la pérdida que pueda suponer una quiebra. Además, los partícipes deben saber que uno no registra en realidad pérdidas hasta que vende su fondo de inversión. Por tanto, aunque los se pueden tener hoy “pérdidas latentes”, no son pérdidas reales. Por lo general, la inversión en estos activos debe realizarse a medio-largo plazo, periodo de tiempo suficiente como para que la gestora reoriente su estrategia y sea capaz de ofrecer buenos resultados. Y siempre queda la opción de “cambiarse de fondo sin peaje fiscal”, según comenta Alicia Jiménez.

Las gestoras siguen unos rígidos criterios de diversificación, lo que diluye la pérdida que pueda suponer una quiebra

Respecto a los fondos garantizados (los que aseguran todo o parte del capital invertido más una revalorización fija en algunos casos, o variable, según se cumplan determinadas condiciones), en el peor de los casos cuando la empresa garante va a la quiebra los partícipes pueden perder todo su capital. No obstante, también puede ocurrir que un fondo esté garantizado por una gestora española (sin problemas de solvencia), pero que invierta en una empresa en quiebra. En este caso, se verá afectada la valoración del fondo, aunque como la gestora española es la garante, en la fecha del vencimiento las pérdidas derivadas del impacto de la bancarrota deberán ser absorbidas por la gestora (garante) y no por el particular. En el caso de Lehman Brothers, en la actualidad, hay 38 fondos garantizados en España afectados.

Información al partícipe

El Reglamento de Instituciones de Inversión Colectiva exige una estricta transparencia a las gestoras de fondos de inversión, que deben informar trimestralmente a sus partícipes de la evolución de sus productos. Por lo general, en dichos folletos figura la política de inversión que está siguiendo la gestora, y suele aparecer la distribución de activos en porcentaje. Sin embargo, no suele expresar el nombre concreto de los activos en los que invierte. Si un inversor lo desea y así lo solicita, la gestora estará obligada a comunicar cuáles son dichos activos. En caso de que no lo hiciera recibiría su correspondiente sanción por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

La crisis de Lehman genera desconfianza y el patrimonio de los fondos de inversión en septiembre fue un 2,8% inferior al de agosto

Las gestoras españolas actúan con diligencia, y son muchas las que han remitido cartas a sus inversores comunicándoles su implicación en la quiebra de Lehman Brothers. En cualquier caso, este hecho extraordinario ha servido para incrementar la desconfianza hacia este tipo de inversiones. Sólo en el mes de septiembre, los partícipes españoles se han reembolsado 4.036 millones de euros, según los datos de Inverco (Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones). A cierre de septiembre, el patrimonio de los fondos de inversión alcanza los 187.858 millones de euros, lo que supone un descenso de 5.390 millones de euros, un 2,8% menos, con respecto al pasado mes de agosto. En los últimos meses, como asegura José Antonio Pérez, director de márketing y estrategia de Openbank, hay clientes que están vendiendo fondos de inversión y dedicando esos recursos a contratar depósitos de alta remuneración.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones