Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Me ha tocado la lotería, ¿cómo rentabilizo el premio?

Los 720.000 euros del boleto ganador de la lotería de Navidad pueden revalorizarse en más de un 3% si se invierten bien

Un total de 720.000 euros es la cantidad que obtendrán los agraciados que tengan entre sus manos la papeleta con el número “gordo” de la Lotería de Navidad. ¿Qué hacer con tal suma de dinero? Son numerosas las alternativas para rentabilizar esta cantidad durante el próximo año y añadir unos cuantos miles de euros al premio. Las opciones de inversión son muy variadas, desde contratos en renta fija o los derivados de la renta variable, hasta alternativas más arriesgadas, como invertir en oro físico. De cualquier modo, los dueños del décimo ganador podrán incluir entre sus ganancias un mínimo de 21.600 euros como fruto de la rentabilidad de su inversión. Es más, si esta es acertada, podrán revalorizar su capital inicial en más de un 5% y obtener unas plusvalías a partir de 36.000 euros. Esta revalorización con respecto a otros años se debe a que en 2011 el “gordo” es el mayor premio otorgado en un juego de azar en la historia de España, con un total de 720 millones de euros a un solo número, en sus 180 series. No obstante, también será el primer año en el que entren en el bombo todos los números comprendidos entre el 00000 y el 99.999, por lo que las probabilidades de que toque serán menores, en relación a otros ejercicios.

Depósitos

Otra opción conservadora, pero también atractiva, es la contratación de un depósito. Su ventaja radica en la fuerte competencia que tienen los bancos y cajas de ahorros para lanzar estos productos, que se ha plasmado en una oferta cada vez más agresiva. Pueden alcanzar una rentabilidad incluso del 4%, pero hay que tener ciertas precauciones en el momento de su contratación, ya que la gran mayoría de las rentabilidades anunciadas son solo para un periodo determinado (en torno a un mes), o hay que asociarlos a otros productos del banco o caja de ahorros, como un plan de pensiones o la domiciliación de la nómina. Si el titular del décimo premiado se decanta por esta alternativa, hay varias modalidades:

  • Depósitos de Bienvenida. Brindan entre el 3% y 4% de rentabilidad. Están destinados a nuevos clientes, con la condición de que pueda estar depositado durante un mes.

  • Depósitos a medida. Brindan beneficios de entre el 1,5% y el 3%, con la posibilidad de elegir el plazo.

  • Depósitos tradicionales. Hay numerosas ofertas, como el “Depósito Fidelidad”, de Banco Finantia Sofinloc, cuya rentabilidad es del 5,5% a un plazo de un año; el “Depósito Más y Más” de Bankia, que brinda un 4,5% a tres años; el “Depósito Naranja ING”, a cuatro meses, que concede cerca del 4% interés; el “Depósito Azul”, de iBanesto, que aplica un 3,7%; o el “Depósito Naranja CAI”, que proporciona un 2,87% de interés.

Para buscar mayor rentabilidad, también se pueden suscribir depósitos contratados en otras divisas (dólar o libra esterlina), aunque en este caso la inversión se verá condicionada por la evolución de la divisa contratada.

Los premiados con el “gordo” que se decanten por esta fórmula podrán ampliar su capital entre 18.000 y 30.000 euros anuales, en función del producto contratado, que pueden elevarse aún más en los casos de los depósitos condicionados.

Estas inversiones son una forma de tener a salvo durante un año el importe del premio, aunque sin las revalorizaciones que se pueden obtener a través de otros productos financieros. Pero es fundamental tener en consideración cuál será la ganancia real que se obtendrá con esta inversión una vez deducido el IPC (Índice de Precios de Consumo), indicador real que dará la pauta de la verdadera rentabilidad de la inversión.

Renta variable

La renta variable española ha proporcionado las mayores posibilidades de revalorización durante los últimos años, aunque en este ejercicio acumula unas minusvalías cercanas al 14%, lo que significa que si el agraciado en el sorteo navideño hubiese invertido todo su dinero en esta opción, habría obtenido unas pérdidas anuales cercanas a 100.000 euros.

Pero también aquí se pueden encontrar con varias opciones para operar, según el perfil de cada inversionista: valores que repartan dividendo, valores tradicionales o valores de alto riesgo. Si se contrata alguno de los valores que recurren al abono de dividendo como gratificación al accionista, es muy probable -según el dividendo medio (5%) que repartieron las empresas que cotizan en el Ibex-35- que las plusvalías que recoja el titular del décimo premiado se cifren en 36.000 euros.

La venta a crédito permite obtener beneficios de la tendencia bajista de un valor

El mercado proporciona otras herramientas para conseguir rentabilidad en los movimientos bajistas. Si el agraciado considera que la Bolsa continuará a la baja durante este año y cree que habrá nuevos recortes en sus precios en el próximo, puede contratar la denominada venta a crédito. Este producto permite obtener beneficios de la tendencia bajista de un valor al realizar una venta de títulos tomados en préstamo. Una vez realizada la venta, podrá cancelar el préstamo cuando lo desee (siempre antes del vencimiento) y comprar de nuevo los títulos.

Otra opción que tiene el inversor para obtener mayor rentabilidad de su décimo premiado en Navidad es acudir a los fondos de inversión, cuya rentabilidad media es muy difícil de cuantificar, debido a la gran variedad de productos que hay en el mercado. Por término medio, oscilan entre un 1% y un 3% anual, lo que conllevaría al recién premiado a obtener un plus económico de entre 7.200 y 21.600 euros.

Paginación dentro de este contenido


RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones