Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

¿Necesitas dinero para pagarte la Semana Santa? Cuidado con los créditos

Hay distintas líneas de crédito para financiarse durante las vacaciones, pero no están exentas de riesgos ni de altos intereses

Si se quiere viajar en Semana Santa, pero no se disponen de los recursos suficientes para sufragar los gastos que suponen las vacaciones, siempre es posible pedir un préstamo. Las posibilidades son varias: desde los créditos del banco, las propuestas de las plataformas financieras o las tarjetas de crédito. Pero ¡ojo! Solicitar un préstamo para pagarse unos días de descanso no está exento de peligros, pues los intereses de devolución son enormes y rara vez bajan del 25% del dinero requerido. Este artículo recoge una guía rápida para hacer frente a los gastos de las vacaciones de Semana Santa y los riesgos que implican algunas fuentes de financiación.

¿Cómo pagar las vacaciones de Semana Santa?

Las vacaciones en Semana Santa, por sus especiales características, necesitan una financiación más rápida, que pueda conseguirse casi en el momento. La cuantía dependerá no solo del viaje seleccionado, sino también del número de componentes del grupo. En función de estas variables, hay unas líneas de crédito más favorables que otras para hacer frente a los gastos que suponen unos días de asueto. El primer objetivo es lograr un préstamo rápido y, si es posible, con las mayores ventajas posibles para no incrementar el nivel de endeudamiento.

Aplicados estos filtros, las propuestas se restringen. Estos son los medios de financiación más adecuados para pagarse la Semana Santa.

1. Minipréstamos rápidos

Las familias que no tengan más tiempo para conseguir esa punta de liquidez tan necesaria para disfrutar de su merecido descanso no tendrán más remedio que acudir a una de las plataformas financieras que conceden hasta 800 euros. Pero tendrán la gran ventaja de que su demanda será tratada al instante y, en no más de dos días, tendrán el importe en su cuenta corriente, sin otros trámites administrativos e, incluso, sin la necesidad de aportar una nómina u otras justificaciones.

No obstante, contarán con dos graves inconvenientes: por un lado, su devolución será muy exigente, en torno a uno o dos meses como máximo; y, por otro, los altos intereses que tendrán que afrontar por su pequeño crédito y que se sitúan por encima del 25%.

2. Tarjetas de crédito

Otra alternativa para conseguir financiación, incluso con mayor rapidez, procede de las líneas de crédito habilitadas desde las tarjetas. Con ellas, se pueden obtener hasta 3.000 euros, sin tener que hacer ninguna gestión y pudiéndolo retirarlos desde los cajeros automáticos, hasta desde el destino vacacional. El periodo de devolución es más flexible: desde un único mes y hasta un máximo de 12 y con libertad para escoger los plazos.

La elección de esta estrategia conllevará el pago de unos intereses que oscilan entre el 20% y el 25%. Las propuestas para lograr la financiación incluyen programas de fidelización en los comercios, exención de los abonos de la cuota en algún mes o descuentos en los servicios turísticos.

3. Crédito en el banco de siempre

Los bancos incorporan a su oferta de financiación una serie de préstamos que se caracterizan por la agilidad en el proceso de concesión. Las entidades proporcionan hasta 3.000 euros, con un tipo de interés no muy homogéneo, que se mueve en una franja que va del 10% al 20%. La ventaja es que se amplía el periodo de devolución del préstamo, con respecto a las anteriores propuestas: hasta cinco años como plazo máximo. Los requerimientos para acceder a estos productos son menores y, en muchos casos, basta con una mayor vinculación del cliente.

Para agilizar más la operación, se puede solicitar el préstamo desde Internet, a cualquier hora del día, y retirar el efectivo desde los cajeros automáticos, hasta desde el lugar de vacaciones. Las propuestas incluyen el Préstamo Inmediato (Caja España-Duero), Dispón (Caja Laboral) y Crédito 24 (Kutxabank).

Adelanto de la nómina

Si lo que desean las familias es no incrementar su nivel de endeudamiento derivado por los gastos de estas vacaciones, disponen de otra opción más satisfactoria para sus intereses, pero que requerirá de la domiciliación de sus nóminas y puede que hasta de las facturas domésticas. Como consecuencia de esta estrategia comercial, estarán en condiciones de recabar el adelanto de una o varias nóminas, en función de cada oferta bancaria, hasta un máximo de tres mensualidades, en torno a 6.000 euros.

La ventaja de este modelo de financiación reside en que sus demandantes no tendrán que abonar ningún interés, ni tan siquiera otros gastos por su formalización. Sin embargo, tendrán que amortizar la operación en un espacio más breve de tiempo, que en ningún caso excederá de los 12 meses. Todo ello será a través de una operación bancaria que estará también exenta de cualquier clase de comisiones y que es impulsada desde las principales entidades financieras, sobre todo por medio de sus cuentas nómina.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto