Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Números rojos: ¿Cuánto cubre el banco, y a qué precio?

Con la crisis, se aplican penalizaciones del 10% por el importe en números rojos y se permiten descubiertos de hasta 2.000 euros

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 3 febrero de 2010

A cero. Así, sin darse cuenta y de forma inesperada se quedan las cuentas corrientes de numerosos ciudadanos en una situación de debilidad económica. Un recibo cobrado antes de tiempo o un retraso en el pago de la nómina pueden aliarse para dejar una cuenta en descubierto, en números rojos. Con la crisis esta situación se ha multiplicado. La falta de liquidez que sufren muchas familias, ante la subida del paro y el fuerte endeudamiento adquirido en los últimos años, provoca que cada mes las entidades financieras registren numerosos casos de clientes morosos que les deben dinero. Por lo general, bancos y cajas actúan con un margen que permite a los usuarios dejar en números rojos su cuenta, lo que impide que se devuelvan recibos de servicios básicos como el agua, la luz o el gas, que podría concluir con la interrupción de la prestación del servicio por parte de las empresas suministradoras. No obstante, los gastos asociados a dejar la cuenta en descubierto son muy numerosos y se han incrementado de manera notable en los dos últimos años. Conviene conocerlos y ser informado de los mismos. En caso contrario, el usuario podría reclamar.

¿Cuándo se genera un descubierto?

Dejar la cuenta en números rojos es sencillo. Basta con hacer una previsión de gastos errónea para quedar en situación de deudor con el banco. Un descubierto se produce cuando la cuenta está en negativo, en contra de la entidad financiera. Sus causas pueden ser muy variadas: el cobro de la nómina más tarde de lo esperado, un recibo cobrado antes de tiempo, una mala provisión de fondos, una transferencia más alta de lo debido realizada con un cálculo erróneo… La entidad financiera no atiende a razones y las comisiones aplicadas son las mismas, sea cual sea la causa que genera la situación de insolvencia.

¿Cómo actúan los bancos ante un descubierto? Los sistemas informáticos de las entidades son los que captan la anomalía. Cuando detectan que un usuario ha pasado a una situación provisional de moroso se inicia de inmediato una cadena de análisis y comunicaciones. Se explica al cliente su situación de deudor para que trate de enmendarlo en el menor tiempo posible. Puede realizarse por teléfono o por escrito, lo que justifica en parte la comisión que cobran las entidades. Aunque la situación se subsane en poco tiempo, si el banco se ha visto obligado ae movilizarse para reclamar al cliente, se negará a perdonar el pago de la comisión correspondiente.

La cuantía que se puede dejar en descubierto es dispar entre entidades aunque, de media, ronda 500 euros

La cuantía que se puede dejar en descubierto es dispar entre entidades aunque, de media, ronda 500 euros. En algunos casos, los bancos son capaces de soportar descubiertos de hasta 2.000 euros pero, por regla general, admiten que los números rojos tengan la cuantía de la nómina domiciliada (en caso de que el cliente reciba sus ingresos de trabajo de este modo). Salvo excepciones puntuales, si se superan 500 euros las entidades imponen una orden a su servidor informático para evitar que la sangría siga creciendo.

El problema es cómo gestionar el descubierto. Lo deseable para la entidad es regular la posición lo antes posible. Si el cliente no tiene posibilidad de hacerlo, el banco podría pasar la cuenta a mora, bloquearla, y exigir por vía judicial el pago de la deuda pendiente. En caso de situaciones de iliquidez conviene llegar a un acuerdo, como aplazar los pagos de deuda pendientes en varios meses (si el dinero que se debe ronda los 1.000 ó 2.000 euros, como máximo). Si el banco llegara a exigir la deuda por vía judicial, el usuario podría verse condenado a pagar intereses de demora, comisiones de reclamación acumuladas, gastos de procurador y costas judiciales (abogados, juzgado…).

¿Cuánto cobran las entidades?

Las entidades se aferran a las comisiones máximas permitidas a la hora de establecer los pagos por dejar la cuenta al descubierto. Banesto, Banco Popular, BBVA, Santander y La Caixa cobran una comisión por apertura del 4,5%, y 30 euros por reclamar la posición deudora. En Bankinter, sin embargo, cobran una comisión fija de 12,02 euros por reclamar y del 0,5% por abrir el expediente.

Banco Pastor aplica una comisión variable del 2,5% sobre el importe del descubierto y 30 euros por reclamación. En Banco Sabadell, la variable es del 3,25% sobre el importe reclamado; del 30 por mil sobre el mayor saldo descubierto en Banco Guipuzcoano, y en Caja Madrid, la comisión de apertura es del 3%.

Paginación dentro de este contenido

  • Ir a la página anterior: « 
  • Estás en la página: [Pág. 2 de 2]

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones