Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Pagar con un billete de 500: conozca sus derechos

En muchos lugares no se admiten pagos con un billete de 500 euros, una práctica contraria a la normativa del Banco de España, que afirma que debe ser admitido en cualquier establecimiento

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 18 julio de 2007

Parece que no existen y apenas tienen cabida en las compras cotidianas, pero lo cierto es que España está inundada de billetes de 500 euros. Según los últimos datos publicados por el Banco de España y el Banco Central Europeo a cierre del primer trimestre de 2007, en nuestro país hay más de 112 millones de billetes de 500 euros en circulación, lo que representa el 65% del total de billetes emitidos. Es decir, más de 55.811 millones de euros circulan por España en billetes de 500 euros. En la actualidad, España es el país de la zona euro con más billetes de esta cuantía. Pese a su abundante presencia, el billete de 500 euros no se adapta a la economía doméstica. Numerosos ciudadanos tienen problemas a la hora de pagar con uno de ellos, lo que choca, sin embargo, con la normativa del Banco de España, que afirma que goza de plena validez y debe ser admitido en cualquier establecimiento, tanto público como privado. Ante esta situación, conviene conocer bien los derechos del consumidor y cómo reclamar en caso de que sean quebrantados.

Actuar de buena fe

Aunque según la normativa del Banco de España es obligatorio para un comercio aceptar cualquier billete de curso legal, desde la institución también recuerdan que hay un artículo en el Código Civil, el apartado número 1 del artículo 7, en el que se dice que los «derechos deberán ejercitarse conforme a las exigencias de la buena fe». En este sentido parece lógico pensar que puesto que existe un amplio abanico de billetes y monedas deben utilizarse de acuerdo con el servicio a pagar. «No parece muy adecuado pagar una barra de pan con un billete de 500 euros», señalan en el Banco de España. No obstante, añaden que en ningún caso podría rechazarse de antemano para el pago de una deuda el uso de determinadas denominaciones. Utilizando el argumento de la buena fe parece lógico que determinados establecimientos como quioscos, farmacias, papelerías, panaderías o cualquier tipo de tienda de barrio no admitan billetes elevados ya que, en muchas ocasiones, ni siquiera sus ingresos diarios les permiten generar cantidades como para devolver ante el pago de billetes de 500 euros. Para muchos pequeños comerciantes quedarse sin cambio para afrontar el cobro de nuevas ventas es un inconveniente que les lleva a rechazar el pago con billetes de este tipo.

Miedo a la estafa

Por otro lado, la posibilidad de que el billete pueda ser falso es otra alternativa que anima a que los pequeños empresarios rechacen estos billetes. No obstante, hay que tener en cuenta que la dificultad que supone ‘imitar’ un billete de tales características hace que su falsificación sea pequeña. En el primer semestre del año, por ejemplo, se retiraron de la circulación un total de 265.000 billetes en euros falsos. El billete más falsificado ha sido el de 50 euros, que representa aproximadamente la mitad de los billetes falsos en circulación detectados. En conjunto, las falsificaciones de las tres denominaciones intermedias (20, 50 y 100 euros) han representado aproximadamente un 85% del total de billetes falsos. Desde el BCE señalan que los «ciudadanos pueden confiar plenamente en la calidad de los billetes en euros y en sus elementos de seguridad, que son múltiples».

Desde el BCE señalan que los «ciudadanos pueden confiar plenamente en la calidad de los billetes en euros y en sus elementos de seguridad, que son múltiples»

Desde la institución aseguran que los billetes falsos pueden distinguirse fácilmente de los auténticos utilizando el sencillo método «TOQUE-MIRE-GIRE». Los actuales billetes contienen sistemas de seguridad visuales y táctiles. El tacto y el hilo de seguridad con la palabra euro sobreimpresa permiten comprobar su veracidad. Además, en el caso de los de 50, 100, 200 y 500 euros, el cambio de color si se inclinan indica que no son falsos. En cualquier caso, desde el BCE solicitan que «toda persona que sospeche que puede haber recibido un billete falso debe dirigirse a la policía o, en los casos en los que la práctica nacional lo permita, al banco central nacional correspondiente, facilitando tantos detalles como sea posible sobre el origen del billete».

Secuencia 1,2,5

Muchos empresarios e incluso instituciones económicas no entienden por qué se emitieron los billetes de 500 euros, ya que, como se ha demostrado, en muchas ocasiones pueden resultar incómodos en los pagos. Desde el Banco de España justifican el rechazo que se tiene hacia el billete de 500 euros, ya que nuestro país no ha tenido nunca un billete de tal denominación en su monedero nacional. Sin embargo, desde la institución admiten que para entender por qué se decidió emitir un billete de este tipo hay que recurrir a los orígenes de la puesta en marcha del euro. El Banco Central Europeo tuvo en cuenta a la hora de poner en marcha la nueva moneda a todas y cada una de las denominaciones que existían en cada país miembro de la zona euro. La idea de emitir un billete de 500 euros responde a la necesidad de no crear un vacío en Alemania, donde ya existía el billete de 1.000 marcos.

Además, en el proceso de la creación de los billetes de euros se trató de buscar una secuencia lógica: la del 1, 2,5. Eso explica la existencia de monedas de 1,2 y 5 céntimos, de 1,2 y 5 euros (este último billete). Y billetes de 10, 20, 50, 100, 200 y 500 euros. Si no se hubiera creado este último billete, la secuencia hubiera quedado incompleta.

Paginación dentro de este contenido

  • Ir a la página anterior: « 
  • Estás en la página: [Pág. 2 de 2]

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto