Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Productos financieros de fiscalidad favorable

Con la subida de la tributación al 19%, los productos menos perjudicados son los fondos de inversión

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 21 mayo de 2010

El factor decisivo para elegir un producto financiero u otro es, en general, el tipo de interés, es decir, su rentabilidad. No obstante, conviene no olvidar que la remuneración final dependerá, en gran medida, de la fiscalidad del activo, que varía mucho. Para conocer cuánto renta un producto, hay que consultar a la entidad la rentabilidad financiero-fiscal, que contempla la retención que aplica la Agencia Tributaria sobre los rendimientos generados. Si se tiene en cuenta este aspecto, los productos financieros más interesantes son los fondos de inversión, que permiten cambiar de instrumento tantas veces como se desee sin tener que pasar por Hacienda.

Depósitos y cuentas, los peor parados

Con la nueva fiscalidad, uno de los productos más perjudicados es el depósito bancario, ya que es un instrumento para el corto plazo (se contratan por periodos de hasta un año), con lo que en cada Declaración de la Renta habrá que tributar por ellos. Si se tiene en cuenta la nueva fiscalidad, conviene contratar depósitos con liquidación trimestral o semestral de intereses. De este modo, es muy probable dividir el pago de impuestos de una parte de las ganancias en dos ejercicios distintos.

Conviene contratar depósitos con liquidación trimestral o semestral de intereses para dividir el pago de impuestos en dos ejercicios

En el contexto actual, no interesan los depósitos con intereses anticipados, ya que obligarán a pagar por las ganancias en una sola Declaración de la Renta, sin dar la posibilidad de diferir el abono de impuestos. Tampoco son los más aconsejables los depósitos a largo plazo con liquidación de intereses a vencimiento, puesto que obligarán a tributar por todas las ganancias obtenidas en una única declaración.

En cuentas de ahorro debe aplicarse el mismo consejo: al seleccionar un producto, es aconsejable indicar a la entidad que se desea una liquidación trimestral o semestral de intereses. Es la opción más rentable en materia fiscal, más que la liquidación anual o mensual.

Rentabilidad financiero-fiscal de un depósito o una cuenta

Cuando un ahorrador acude a una entidad para contratar una depósito o una cuenta, le indican un tipo de interés TAE que no tiene en cuenta la retención fiscal. La remuneración neta final debe calcularla el propio ahorrador. Para ello, hay que descontar el pago de impuestos (del 19% sobre los rendimientos generados en el territorio general, si no alcanzan los 6.000 euros).

Un depósito anual al 3% TAE en el que se invierten 10.000 euros dará unas ganancias reales netas de 243 euros. En realidad, la rentabilidad del producto es de 300 euros, pero hay que restarle 57 euros por el pago de impuestos. Si se invirtieran 300.000 euros, las ganancias brutas serían de 9.000 euros, pero de ellas habría que pagar a Hacienda un 19% por los primeros 6.000 euros ganados (1.140 euros) y un 21% por los 3.000 euros restantes (630 euros). En total, el Fisco se llevaría 1.770 euros en impuestos. Esto implica que las ganancias reales (es decir, la rentabilidad financiero-fiscal del producto) sería de 7.230 euros, lo que supondría un interés real menor, del 2,41%.

Paginación dentro de este contenido

  • Ir a la página anterior: « 
  • Estás en la página: [Pág. 2 de 2]

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto