Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Productos financieros para combatir la inflación

Los bonos o los fondos de inversión ligados a la inflación son un buen instrumento para no perder poder adquisitivo con el ahorro

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 3 enero de 2008

Con la inflación disparada (ha crecido un 4,1% en tasa interanual, a cierre de noviembre), no perder poder adquisitivo con las inversiones es ahora una tarea complicada. Las opciones tradicionales por excelencia, como son las Letras del Tesoro o los bonos, apenas alcanzan esta rentabilidad. Para blindarse contra nuevas subidas del IPC, una buena opción es colocar los ahorros en productos que vinculan su interés al índice de precios al consumo. En el mercado, existen numerosos bonos y fondos de inversión que, como mínimo, ofrecen por el ahorro el mismo rendimiento que el IPC. No obstante, hay que saber elegir bien. Antes de contratar el producto conviene fijarse en su política de inversión y ver, sobre todo, a qué IPC están vinculados. En algunos casos, los productos están referenciados al IPC de la zona euro, al estadounidense, al alemán… y no al español, con lo que su referencia y rentabilidad será distinta.

Fondos ligados al IPC

Los fondos ligados a la inflación son una buena alternativa para diversificar carteras de renta fija, sobre todo, en momentos como el actual, en el que las expectativas de mantenimiento o subida del IPC están más o menos claras. El propio presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, ha asegurado en sus últimas comparecencias que se está produciendo un aumento claro de los riesgos inflacionistas y que, probablemente, se mantengan en 2008, al menos si el petróleo sigue sin relajar sus precios.

Este tipo de fondos, al igual que los bonos, vinculan su rentabilidad al IPC. No obstante, los expertos aseguran que se trata de un producto con una estructura compleja y difícil de gestionar, por lo que aconsejan invertir a largo plazo.

En el mercado español, se comercializan 80 fondos de inversión diferentes ligados a la inflación, según datos de la compañía de análisis de inversiones Morningstar. Al igual que ocurre con los bonos puros, se trata de un mercado prácticamente copado por gestoras internacionales como Dexia Asset Management, Sociéte Générale AM. Crédit Agricole AM, Schroders, DWS Investments, Groupama, Fortis, KBC, ABN Amro, Crédit Suisse…

El inversor particular puede acceder a algunos de estos fondos con inversiones mínimas de 500 euros. No obstante, debe evaluar las políticas de inversión que aplican ya que, en la mayoría de los casos, están referenciados al IPC de la zona euro o invierten en bonos ligados a la inflación de varios países (España, Francia, Reino Unido, Italia), con lo que su rentabilidad no estará vinculada únicamente al IPC español.


Los fondos suelen estar referenciados al IPC de la zona euro, con lo que su rentabilidad no está sólo vinculada al IPC español

La cobertura puede, por tanto, no ser total para el inversor español ya que en nuestro país la inflación se mantiene, habitualmente, por encima de la media de la zona euro. También suele ser más elevada que la francesa (situada en el 2,4% en noviembre), de Reino Unido (2,1%), de Alemania (3,3%) o de Italia (2,6%). Por lo tanto, habrá que ver en qué tipo de bonos indexados invierten estos fondos para saber contra qué inflación protegen.

Por lo general, estos fondos invierten en bonos ligados a la inflación de distintos países, con lo que su rentabilidad final será una mezcla de las evoluciones de los diferentes indicadores a los que están indexados. Además, muchas gestoras consiguen un plus de rentabilidad mediante la inversión en otro tipo de activos de renta fija, derivados. Esto explica que, en estos momentos, se localicen productos que arrojan una rentabilidad en los últimos doce meses superior al 5%, lo que bate con creces la inflación de cualquier país de la zona euro. Es el caso de los fondos AXA WF Global Inflation Bonds I y Schroder ISF Global Inflation Linked Bond I Acc, que ganan un 5,1 y un 5% en los últimos doce meses.

Sin embargo, pese a la teoría de estos productos (dar un rendimiento similar a la inflación), también pueden localizarse fondos que arrojan rentabilidades negativas, lo que puede deberse a una gestión inadecuada de activos como los derivados o determinados instrumentos de renta fija con los que se trata de diversificar la cartera del fondo. Productos como el PIMCO UK Sterling Inflation-Linked E Inc, de la gestora PIMCO Funds, el fondo MFS Meridian Funds – Inflation-Adjusted Bond Fund C1 USD Acc, de MFS International, o el Credit Suisse Bond Fund (Lux) Inflation Linked (USD) B Acc, de Credit Suisse, presentan unas pérdidas superiores al 3% en los últimos doce meses.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones