Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Quiero cancelar un depósito, ¿qué escenarios me puedo encontrar?

En la mayoría de las situaciones esta operación se puede realizar aunque está penalizada con una comisión sobre el capital que sea objeto de la cancelación

Img monedas hd Imagen: wilhei55

Ante una falta de liquidez de la cuenta corriente y frente a la urgencia de afrontar pagos ineludibles como el colegio de los niños, la factura del dentista, etc., una solución es desprenderse de los activos en renta fija, en concreto de los procedentes de depósitos a plazo. Aunque quede un tiempo para que llegue su vencimiento, a veces no habrá más opción que recurrir a esta bolsa de liquidez. Pero, ¿es posible solicitar la cancelación anticipada de las imposiciones suscritas? En este reportaje se indican diversos escenarios, ya que hay depósitos que no permiten su cancelación anticipada, como es el caso de los depósitos regalo o los remunerados en efectivo a su contratación. En cambio, otras imposiciones sí la admiten, pero casi siempre bajo unas comisiones que oscilan entre el 1% y 3%, que pueden restar efectividad a su rentabilidad final.

¿Cuánto me costará cancelar de forma anticipada?

Hay depósitos que admiten la cancelación anticipada -aunque ello implique una penalización- y otras imposiciones que no permiten tal posibilidad. Por ello es recomendable que antes de suscribir alguno de sus formatos, los usuarios se informen de sus condiciones y, si tienen alguna duda, exponerla en su banco para recibir la información necesaria y dictaminar si es conveniente o no su contratación. Esto es de especial importancia en las imposiciones a largo plazo, a más de 24 meses.

Las comisiones se aplican solo sobre el capital que es objeto de cancelación anticipada

Hay cancelaciones que aplican comisiones, pero estas no se ejercitan sobre todos los ahorros depositados, sino solo sobre el capital que sea objeto de cancelación anticipada. Y se aplicará sobre el periodo entre la fecha de la operación (cancelación) y su vencimiento. Pero no será el mismo que el pactado al inicio con la entidad, sino que variará en función de estas variables. En este sentido, el Banco de España puntualiza que las comisiones serán siempre menores que los intereses que se deberían haber recibido desde su contratación hasta su cancelación, por lo cual en ningún caso reportará intereses negativos al suscriptor.

No obstante, cuando se incumplan ciertas condiciones en algún momento (importes mínimos, plazos de permanencia, vinculaciones...) la entidad ajustará el interés a la realidad de la nueva imposición, por debajo de la ofertada al comienzo.

Hay modelos que permiten estas operaciones siempre que se produzcan en los plazos admitidos por el banco, de forma que los impositores podrán formalizar esta operación -retirando dinero parcial o totalmente- de manera gratuita y sin costes o, en su caso, bajo una remuneración más baja.

Consejos antes de suscribir un depósito

Para no encontrarse con desagradables sorpresas al cancelar un depósito, es más que recomendable que los clientes valoren una serie de pautas antes de suscribirlos, lo que les ayudará a canalizar de forma óptima la gestión de sus ahorros.

  • Deberán conocer las penalizaciones que se aplican a sus depósitos, al igual que su cuantificación si realizan en algún momento un rescate parcial o total.

  • Importar conocimientos sobre las ventanas de liquidez con que cuentan algunos de estos productos, en qué fechas se pueden hacer y su repercusión sobre el resto de los ahorros.

  • Valorar que si se contratan depósitos a pocos meses (uno, dos, tres o incluso seis), se podrán limitar en buena parte los efectos de su cancelación, ya que serán menos vulnerables a estas acciones.

  • Analizar el coste real que tendrá la penalización por rescatar los ahorros desde una imposición a plazo.

Cancelar sin penalizaciones

Aunque es más difícil encontrarlos, existe una pequeña oferta de depósitos comercializados con esta característica. Permiten a los clientes disponer de sus ahorros en cualquier momento, sin que se vea afectada la rentabilidad de estos productos.

Uno de ellos es el Depósito Libre de CatalunyaCaixa, que brinda una rentabilidad a partir del 1,20%, en función de los plazos seleccionados.

El Depósito Bienvenida de Open Bank es otra alternativa para los clientes que opten por esta modalidad, ofreciendo un tipo de interés de algo más del 1% para un plazo de permanencia de cuatro meses.

Y otro producto que cumple con estos requisitos es el iDepósito de isantander a cuatro meses, que se comercializa con una remuneración del 15%. Al igual que en los casos anteriores, se puede cancelar sin asumir penalización.

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones