Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Sentencia: una entidad le demandaba unos intereses excesivos por un préstamo impagado

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 22 marzo de 2011

Imagen: Marc van der Chijs Una entidad financiera demandó a un consumidor a quien había concedido un préstamo para la adquisición de un coche de segunda mano. Le solicitaba el pago de la deuda, por importe de 10.067 euros. Aunque el consumidor no negaba el impago ni la existencia de una deuda, consideraba que los intereses remuneratorios pactados a la fecha del contrato, en 2006, eran usurarios, por lo que solicitó a su vez del juzgado que se anularan. La justicia le dio la razón.

Según señaló la sentencia de la Audiencia Provincial de Girona (sección 1ª), de 5 de octubre de 2010, los intereses remuneratorios pactados vulneraban, por una parte, lo establecido en la Ley de Crédito al Consumo y, por otra, la Ley de Usura. Por estas razones, declaró la nulidad del contrato y la obligación del consumidor de devolver solo el capital que se le entregó en inicio, sin intereses, y descontar las cuotas abonadas hasta la fecha del impago.

El interés remuneratorio era abusivo, al superar con creces el 2,5% del interés legal del dinero

Para la Audiencia, a la vista del contrato de financiación de fecha 13 de septiembre de 2006, cuando se pactó un interés anual del 17% (T. A. E del 20%), a devolver en el plazo de 72 mensualidades, este interés remuneratorio era abusivo. Se superaba con creces el 2,5% del interés legal del dinero del año 2006, que en esa fecha era del 4%.

Añade que la Ley de Consumidores y Usuarios recoge una relación de cláusulas abusivas, entre las que figura la imposición de condiciones de crédito que para los descubiertos en cuenta corriente superen una tasa anual equivalente superior a 2,5 veces el interés legal del dinero. Y según la Ley de Usura, es nulo todo contrato de préstamo en el que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y desproporcionado con las circunstancias del caso.

El usuario era extranjero, tenía dificultades para hablar en castellano y el contrato era complejo, por lo que se consideró usurario

Aplicado todo lo anterior a lo referido por el usuario, el interés remuneratorio era muy superior al normal del dinero en la época del contrato y no se encuadraba entre los que entonces se pactaban de modo habitual en los préstamos bancarios. Ello no implica que el mismo pueda calificarse de usurario, pero si se valoran a la vez las circunstancias concurrentes, sí lo era porque este consumidor era de nacionalidad extranjera y tenía dificultades para hablar en castellano, a lo que debe sumarse la complejidad del contrato de adhesión firmado.

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones