Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

¿Son seguros los bancos extranjeros que operan en España?

Los ahorros protegidos superan, en algunos casos, los 20.000 euros por titular y entidad

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 6 octubre de 2008

¿Cómo se lleva a cabo una disolución de un banco?

Ante el hipotético caso de la quiebra de un banco extranjero con presencia en España, ¿qué puede hacer el ahorrador? ¿Está protegido su ahorro? En realidad, el proceso de quiebra de cualquier empresa o entidad financiera es complicado y suele llevar bastante tiempo. Desde que se anuncia la falta de liquidez para hacer frente a sus compromisos se inicia un proceso de liquidación «que puede ser complicado y largo», como explica Zunzunegui. Como soluciones, antes de quebrar y en el caso de una entidad con apuros, puede salvarse de diferentes formas: por medio de una fusión o absorción por parte de otra entidad, o contando con fondos públicos. Por ejemplo, para salvar a la entidad belga holandesa Fortis han colaborado con fondos los gobiernos del Benelux (Bélgica, Holanda y Luxemburgo).

Para estas situaciones se creó el Fondo de Garantía de Depósitos (está regulado por el Real Decreto 2606/1996 y por la Directiva 94/19 del Parlamento Europeo y del Consejo de 30 de mayo de 1994 relativa a los sistemas de garantía de depósitos), que tiene por objeto realizar actuaciones que refuercen la solvencia y funcionamiento de una entidad en dificultades, en defensa de los intereses de los depositantes. Cumpliendo esta función, este fondo puede servir para salvar a una entidad en peligro, como sucedió con Banesto en 1993.

Si finalmente no se encuentra una solución para salvar a una entidad en concreto, habrá que recurrir a su disolución. En estos casos extremos, el Fondo de Garantía de Depósitos actúa con su otra función principal, que es la de garantizar a los depositantes de las entidades de crédito, la recuperación de sus depósitos dinerarios hasta 20.000 euros por entidad y titular de cuenta o depósito bancario.

El proceso de liquidación de una entidad suele ser largo, por lo que pueden pasar años hasta recuperar todos los ahorros

Pero, volviendo al caso español, si quiebra un banco o caja de ahorros que opera en España, sea de procedencia extranjera o nacional, el ahorrador podría recuperar, como mínimo, 20.000 euros. Cuando los clientes tengan más ahorro, en un proceso de quiebra de una entidad «habría que esperar a que se procediera a la liquidación para ver cuánto dinero puede recuperar cada ahorrador. Habría que determinar cuáles son los bienes de que dispone el banco y proceder a una liquidación ordenada para pagar a empleados, ahorradores, etc.», según comenta Zunzunegui. Y como explica Fernando Mínguez, en general, los fondos de garantía de cualquier país europeo actúan rápido y devuelven el dinero a los clientes con premura en situaciones de quiebra. En cualquier caso, todo proceso de liquidación de una entidad suele ser largo, con lo que para recuperar todos los ahorros posibles pueden pasar varios años.

Conviene saber que la función del Fondo de Garantía de Depósitos de cualquier país europeo no es sólo la de asegurar, como mínimo, esos 20.000 euros en caso de quiebra de un banco. Su principal cometido es el saneamiento bancario, es decir, inyectar capital en entidades que puedan tener problemas de solvencia. El Fondo de Garantía se nutre de las cantidades que van aportando tanto bancos como cajas, lo que va creando un colchón financiero para utilizar en épocas de crisis. Ante la insolvencia de Banesto, por ejemplo, el Fondo de Garantía no se utilizó para repartir a los ahorradores los 20.000 euros correspondientes, sino para sanear el banco.

Imagen: Manuel Martín

Como señala Zunzunegui, «el Fondo inyectó fondos, y luego Banesto salió a subasta. La ganó el Banco Santander de modo que los clientes pudieron recuperar todos sus ahorros». En este caso, por tanto, el Fondo de Garantía funcionó como pieza clave para el saneamiento de un banco. No obstante, también cabe recordar las bancarrotas de otras entidades como Banco de los Pirineos o Eurobank, que quebraron y no pudieron devolver todos los ahorros de sus clientes. En este caso, sí que se utilizó el Fondo de Garantía para repartir, al menos, 20.000 euros por cliente.

¿Qué puede hacer el ahorrador?

¿Qué hacer, por tanto, ante la situación de incertidumbre actual? Desde las asociaciones bancarias recomiendan a todos aquellos ahorradores que estén asustados que diversifiquen sus ahorros hasta 20.000 euros por entidad financiera.

Se recomienda a los ahorradores diversificar sus ahorros hasta 20.000 euros por entidad financiera

El Fondo de Garantía de Depósitos sólo cubre hasta esa cantidad por titular y banco, de modo que se recomienda a los usuarios que dispongan de ahorro que eviten mantener depósitos y cuentas de más de 20.000 euros por titular en ningún banco, y que «sin prisa pero sin pausa pongan a buen recaudo sus ahorros repartiéndolos en tantas entidades como sea necesario para tener garantizada la cobertura completa del Fondo de Garantía». Además, otro consejo es que figuren dos titulares o más por cuenta abierta en una entidad, ya que los 20.000 euros mínimos que cubre el Fondo de Garantía son por cliente y entidad.

¿CUÁNDO PUEDE QUEBRAR UN BANCO?

De forma muy general, un banco puede quebrar porque sus deudas hayan alcanzado un volumen tan alto que hayan superado los propios activos del banco y el resto de entidades o bancos centrales hayan dejado de prestarle dinero. Este es el caso, por ejemplo, de Lehman Brothers, el banco estadounidense que ha quebrado hace sólo unas semanas.

También puede ocurrir que, en un momento de especial psicosis, un banco se vea incapaz de hacer frente a las solicitudes de los ahorradores que desean extraer todo su dinero. Si un 2% o un 3% de los clientes de una entidad sacan su dinero a la vez, el banco no tendría liquidez para pagar a sus usuarios y podría declararse insolvente. Esto es así ya que el coeficiente de caja exigido por el Banco de España se sitúa en el 2%. Es decir, que los bancos sólo están obligados a tener, al menos, un 2% de todo su capital guardado en reservas para poder usarlo y devolverlo a los clientes en su operativa diaria.

Paginación dentro de este contenido

  • Ir a la página anterior: « 
  • Estás en la página: [Pág. 2 de 2]

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto