Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

‘Stop loss’: Limitar las pérdidas en bolsa

Son órdenes condicionadas de venta que permiten al usuario limitar sus pérdidas cuando el valor contratado experimenta un retroceso importante en su cotización

Img stoploss Imagen: T. Al Nakib

¿Qué se puede hacer para evitar que la caída en bolsa de un valor pueda llevarse gran parte del ahorro invertido? Los pequeños y medianos inversores disponen de mecanismos que les pueden ayudar en su estrategia inversora para solucionar este tipo de problemas y, así evitar que la caída de un valor o la corriente bajista del mismo le lleve a una sangría de pérdidas que pueden llegar al 20% y 30% del capital invertido, e incluso por encima de estos porcentajes en períodos bajistas. Uno de ellos son las órdenes ‘stop loss’, que pueden ayudar a los inversores a que las pérdidas que pudieran derivarse de la inversión en renta variable no sean lo suficientemente elevadas como para lastrar la inversión realizada.

Activar la orden

Dentro de las órdenes condicionadas denominadas ‘stop loss’, el ‘broker’ Renta 4 establece diversas clases, en función de si se trata de una orden de compra o de venta, de la condición de activación, y de la opción seleccionada para su envío al mercado.


  • Compra o venta:

    Las stop loss de compra serán las que se utilicen para comprar o entrar en un valor, a partir de que su cotización alcance al alza o a la baja, un determinado precio. Las de venta, por su parte, se emplearán para vender valores que se tengan en cartera a partir de que la cotización en mercado de dicha acción alcance un determinado precio al alza o la baja.


  • “Mayor o igual que…” o “menor o igual que…”:

    En este caso se trata de órdenes stop loss que serán enviadas al mercado bien cuando el precio de cotización del valor sea mayor o igual que el precio de disparo (que se alcance un determinado precio de referencia del valor) o bien cuando sea menor o igual que el precio de disparo.


  • A mercado, por lo mejor, a cambio fijo o limitada:

    Tras haber decidido el precio de disparo y la condición de activación, se deberá elegir la opción que se considere más oportuna para la forma de envío al mercado: ‘a mercado’, ‘por lo mejor’ o a cambio fijo o limitada.

¿Cómo se activa la orden? Una orden ‘stop loss’ pendiente de envío, se activará cuando, habiéndose cumplido la condición de activación, cambie el precio informado de dicho valor. De hecho, en acciones muy poco líquidas (que tienen poca contratación), donde no se cruzan continuamente operaciones en bolsa y no cambia a cada instante la cotización del valor, puede ocurrir que no se active la orden instantáneamente, a pesar de que la condición de activación sí esté en precio.

Comprender este mecanismo es sencillo si tenemos en cuenta, por ejemplo, que dentro del stop de venta se va a gestionar el riesgo de la inversión enviando dos órdenes de venta: una que limite las pérdidas, y otra que fije los beneficios. Poniéndonos en el caso de un inversor que haya comprado 500 acciones de un valor a 35,50 euros cada una, y analizando la situación del mercado y las expectativas de rentabilidad, se decidirá que la rentabilidad objetiva es de un 8,50% sobre la inversión, y que la máxima pérdida que se está dispuesto a asumir es de un 3%. En este caso sería necesario emitir una orden de venta ‘stop loss’ que contemple unas pérdidas máximas del 3%, para lo que se debería limitar la venta a 34,44 euros, con una condición de activación menor o igual a 34,46 euros por acción. La orden de venta ‘stop’ para ganancias, por su parte, estará limitada a 38,52 euros (el equivalente del +8,50% de ganancias contempladas), con una condición de activación mayor o igual a 38,52 euros.

Como se puede comprobar hay un pequeño desfase de cotización entre el precio limitado y el precio de activación. Se debe a que el precio de activación recomendado es algo mayor al precio límite con el fin de asegurar la ejecución de la orden a un precio, como mínimo igual que el precio límite, para obtener así la rentabilidad deseada.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones