Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Utilizar cheques

El cada vez menor uso de los cheques tiene explicación: las comisiones que cobran bancos y cajas al recibirlos, y la sensación de inseguridad que genera su uso

Quiénes los utilizan

Este instrumento de pago solía ser el más común hasta la llegada de los medios electrónicos, pero en la actualidad es prácticamente el menos utilizado. El desarrollo de la banca electrónica -promovido por las propias entidades de crédito-, y el uso de Internet para ordenar y gestionar las operaciones ha crecido de manera significativa en comparación con los documentos en papel.

No obstante, este dato varía según se considere el volumen de operaciones o los importes, tal como se desprende de un informe reciente del Banco de España (BDE) sobre Medios de Pago. De esta manera, en términos de cantidad de operaciones, la domiciliación de recibos va a la cabeza (46%), seguida por las tarjetas de débito y de crédito (31%), las transferencias (16%) y los cheques (4%). Pero, en términos de importe, en cambio, los instrumentos de pago más importantes son las transferencias (76%), seguidas por los adeudos domiciliados (10%), los cheques (9%) y las tarjetas de débito y de crédito (0,7%). Hace ocho años, en cambio, el número de operaciones con cheques suponía el 11% de los pequeños pagos realizados en España, en tanto que tomando como parámetro el volumen, su uso ascendía al 34%.

En el empleo de los cheques se sostiene en ciertas áreas en las que es práctica corriente que quien cobra asuma los costes de la operación. El BCE resalta que los cheques conllevan una obligación legal muy fuerte, lo que también explica su importancia relativa en determinadas circunstancias de pago.

En Malta, Chipre, Francia e Irlanda los cheques representan más del 20% de las operaciones realizadas con instrumentos de pago distintos del efectivo

El progresivo desuso del cheque es dispar en diferentes países de la Unión Europea (UE). Mientras que las transferencias representan más del 70% de todos los pagos sin efectivo en Hungría, Polonia, y Rumania, las tarjetas más del 60% en Dinamarca, Portugal y Suecia, los cheques se emplean en más del 50% de los pagos de Malta. Además, en cuatro países de la UE (Malta, Chipre, Francia e Irlanda), los cheques continúan representando más del 20% del número total de operaciones realizadas utilizando instrumentos de pago distintos del efectivo, como lo confirman las «Estadísticas sobre pagos y negociación, compensación y liquidación de valores del BCE.

Estas cifras indican que, como instrumento a la hora de pagar, el cheque ha ido quedando relegado al ámbito de las grandes sumas, y reducido principalmente a algunos sectores en los que existe una relación de intercambio sólida, de mutuo conocimiento y sostenida en el tiempo.

Paginación dentro de este contenido

  • Ir a la página anterior: « 
  • Estás en la página: [Pág. 2 de 2]

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto