Fomento suspenderá o retrasará el 20% de los contratos de infraestructuras

Esta reprogramación de obras se debe al recorte de inversión de 6.400 millones de euros que sufrirá el Ministerio en lo que queda de año y en 2011
Por mediatrader 22 de julio de 2010

El Ministerio de Fomento suspenderá o retrasará de 1 a 4 años la ejecución del 20% del total de 1.166 contratos de infraestructuras de obra nueva de más de un millón de euros actualmente en marcha. Esta medida, anunciada por el titular del Departamento, José Blanco, se enmarca dentro de la reprogramación realizada por el ajuste presupuestario derivado de las medidas antidéficit aprobadas por el Ejecutivo central.

Durante su comparecencia ante la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados, Blanco detalló que 885 contratos de obra nueva, el 80% del total, continuarán su curso, «sin ninguna alteración, ni reprogramación»; 199 contratos, el 17%, serán reprogramados (112 de carreteras y 87 de ferrocarriles), y sólo 32 contratos, el 2,7%, serán rescindidos. No obstante, de estos últimos, 12 se contratarán de nuevo mediante Colaboración Público–Privada (siete de carreteras y cinco de ferrocarriles) y dos se licitarán nuevamente con cargo al presupuesto ordinario, una vez quede definida la solución constructiva más eficiente.

Cataluña, Cantabria, Aragón y Castilla y León son las comunidades más afectadas por los recortes de gasto de Fomento, ya que en ellas se suspenderán 17 obras. Entre los proyectos perjudicados se encuentran los de diversas autovías de todo el territorio nacional. Por el contrario, en seis comunidades -País Vasco, Navarra, Baleares, Castilla-La Mancha, Canarias y La Rioja-, no se cancelará ninguna obra nueva.

El ministro de Fomento achacó esta reprogramación de obras al recorte de inversión de 6.400 millones de euros que sufrirá su Departamento en lo que queda de año y en 2011 por las medidas antidéficit aprobadas por el Gobierno, pero también a la necesidad de revisar bajo criterios de eficiencia la política construcción de nuevas dotaciones de transporte. Blanco afirmó que el ajuste presupuestario, que no afectará a las infraestructuras de aeropuertos, puertos y Salvamento Marítimo, «contribuirá de forma decisiva a la sostenibilidad de nuestras cuentas públicas y a la recuperación de la senda de la estabilidad presupuestaria en el plazo comprometido con nuestros socios europeos».

A pesar del recorte presupuestario del Ministerio, Blanco anunció que este año, aparte de lo que se movilice por la aplicación del Plan Extraordinario de Infraestructuras (PEI), se va a licitar obra pública por valor de 5.568 millones de euros. «Por tanto -afirmó- no se detiene la licitación y tampoco la ejecución de inversiones». Además, este verano comenzará la licitación de las obras de colaboración público-privada que contempla el PEI y que movilizará 17.000 millones de euros adicionales.