Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Hoy comienza la campaña de la declaración de la renta, cuyo plazo termina el 30 de junio

La Agencia Tributaria calcula que este año un 78% de las declaraciones saldrá a devolver

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 2 mayo de 2005

Salvo modificaciones puntuales en algún tipo de deducción, variaciones en la parte autonómica del tributo o algún tipo de exenciones, la campaña de la declaración, que empieza hoy 2 de mayo y termina el 30 de junio, será muy similar a la pasada.

Según las previsiones de la Agencia Tributaria, este año se harán en España 15,9 millones de declaraciones, 621.000 más que el año pasado y una cifra muy similar a la creación de empleo neto en España en el ejercicio 2004. Un 78% de esas declaraciones saldrá a devolver, y Hacienda pagará a los contribuyentes 9.691 millones de euros, lo que supone una devolución media de 781,5 euros por contribuyente.

Uno de los cambios puntuales realizados por el Gobierno tiene que ver con la vivienda. Los contribuyentes deberán consignar el número de referencia catastral de la vivienda habitual y del resto de inmuebles urbanos que posean, estén alquilados o no. Incluso los inquilinos que vivan arrendados deben consignar ese número, para que el fisco haga las comprobaciones pertinentes y evite fraudes. No obstante, la intención de esta medida es tener identificados con cierta fiabilidad el máximo número posible de pisos vacíos y alquilados que hay en España.

La otra novedad significativa es la obligación de domiciliar el pago a través de un banco o caja de ahorros, tanto si se tributa a través de Internet como si se hace en alguna de las oficinas de la Agencia Tributaria. Hasta ahora y aunque el pago se realizara a través de una entidad financiera, sólo se podía domiciliar el segundo plazo en las declaraciones que optaban por fraccionar el pago de este impuesto.

Hay que tener en cuenta además las nuevas deducciones que se han añadido. Así, se pueden descontar de la base imponible del impuesto todas las prestaciones públicas percibidas por nacimiento, parto múltiple o adopción, además de las reducciones familiares ya instauradas por hijos a cargo.

Existe la posibilidad también de deducir las aportaciones que los familiares de discapacitados hagan al patrimonio de éstos, con un límite de 8.000 euros. El discapacitado incluirá esas cantidades en su declaración como renta del trabajo, aunque sólo en la cantidad que supere el doble del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), situado en 6.447 euros en 2004, y que sustituye al baremo clásico del Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones