Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

La actividad emprendedora en España aumentó un 34,8% el año pasado

Este incremento está causado por la "necesidad de subsistencia" de muchos parados

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 14 febrero de 2012
La tasa de actividad emprendedora en España aumentó un 34,8% en 2011 respecto al año anterior, según el Informe GEM (Global Enterpreunership Monitor) España 2011 sobre la actividad emprendedora. No obstante, este incremento responde a la "necesidad de subsistencia" de muchos parados, "que invierten su subsidio de desempleo en abrir un negocio", precisa el trabajo.

El índice de actividad emprendedora total (TEA) que registró España el pasado año fue del 5,8%, lo que significa que hubo 5,8 iniciativas en fase emprendedora por cada 100 personas. Este valor es similar al de 2005, si bien el estudio subraya que "el impacto económico de este incremento no se puede equiparar al que habría tenido en un escenario de bonanza y no se puede asociar a una recuperación del emprendimiento en términos de calidad".

El "elevado" índice de desempleo "empuja a parte de la población a emprender, pues la proporción de actividades que se han emprendido por necesidad ha crecido un 36,3% respecto a 2010", destaca el director del Proyecto GEM España, Ricardo Hernández. Este indicador "aumenta desde 2008 y este año ha alcanzado su valor máximo desde que se comenzó a realizar el observatorio en España en el año 2000", apunta. El informe resalta que el emprendimiento derivado de la necesidad no tiene las características de "calidad" que se asocian a la creación de empresas "competitivas", que son "la inversión en innovación, la vocación de creación de empleo, internacionalización y rápido crecimiento".

La actividad emprendedora consta de dos partes, la nueva o naciente, y la que está en consolidación, indica la directora técnica de GEM España, Alicia Coduras. "En 2011, casi un 57% de la actividad emprendedora fue del primer tipo, lo que significa que más de la mitad del emprendimiento del pasado año todavía no aporta los beneficios equiparables para la economía en términos de riqueza, empleo e innovación", explica.

El perfil medio del emprendedor "ha sufrido algunas variaciones en los últimos años", señala el estudio de GEM, ya que, si bien la media de edad se mantiene en torno a los 38 y 39 años, la mujer ha aumentado su participación en estos procesos, al igual que los jóvenes y los mayores de 50 años. Sectorialmente, la distribución del emprendimiento en 2011 fue de un 53,3% en el sector del consumo, un 23,1% en el sector de servicios a empresas, un 18,1% en el sector transformador y un 5,5% en el sector extractivo. GEM subraya que el 70,7% del TEA son actividades sin empleados, mientras que un 25% tiene entre uno y cinco empleados, un 3,3% entre seis y 19 empleados y un 1% tiene 20 o más empleados.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones