Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

La asociación de consumidores Irache advierte de que las diferencias de precio entre los diversos números de información telefónica pueden llegar al 336%

Pide a la Administración que siga controlando el cumplimiento de la normativa vigente

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 13 febrero de 2006
La Asociación de Consumidores de Navarra Irache advirtió en un estudio que la información prestada a través de los servicios telefónicos con prefijo "118" puede resultar hasta tres veces más cara en llamadas de dos minutos en función de la compañía utilizada. La asociación de consumidores señaló en un comunicado que los usuarios pueden consultar en estos momentos los números de teléfono a través de más de 40 empresas, en las que hay diferencias de precio que pueden llegar al 336%.

Según este trabajo, los servicios más económicos son el 11818 de Telefónica, con un coste fijo de 55 céntimos; el 11819 de Gavilanes del S. XXI, con un coste de 45 céntimos el minuto y 55 los dos minutos; el 11871 de Telephone Publishing, con un coste de 40 céntimos el minuto y 55 dos, y el 11877 de MGA, con 41 céntimos el minuto y 71 los dos minutos. Por el contrario, los más caros superan los dos euros en dos minutos y llegan incluso a costar 2 euros con 40 céntimos el más caro, lo que supone una diferencia de un euro con 85 céntimos respecto al más barato.

Muchos consumidores desconocen que el antiguo 1003 se ha transformado en el 11818, que además es gratuito desde las cabinas telefónicas, destacó Irache. "La falta de publicidad de este número, que entendemos debería ser regulada, ha provocado que el resto de empresas no se esfuercen en competir rebajando precios y establezcan tarifas más elevadas", explicó.

La liberalización, en lugar de beneficios para el consumidor, "ha reportado una enorme confusión entre los consumidores que terminan llamando a los teléfonos más anunciados, en lugar de los más baratos", señaló Irache, que instó a la Administración a "seguir controlando que se cumpla la normativa, regulando de forma que compitan las operadoras y sancionando a quién no cumple las leyes".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones