Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

La Asociación de Consumidores Irache considera que se debe prohibir el “overbooking”

"Más que incrementar las indemnizaciones lo que hay que hacer es abolir esta práctica", afirma

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 26 marzo de 2002
La Asociación de Consumidores Irache ha hecho público hoy un comunicado en el que pone de manifiesto la necesidad de prohibir el "overbooking" o sobreventa de billetes, una práctica que afecta a miles de personas que viajan en avión.

Para esta asociación "más que incrementar las indemnizaciones lo que hay que hacer es abolir esta práctica", ya que cree que no es lógico que cuando una persona compra un billete se encuentre luego sin plaza en el momento de subir al avión. "Las medidas que se tomen han de ir encauzadas a asegurar la plaza al consumidor que ha adquirido su billete de vuelo", recalcó.

Irache considera inaudito que el Reglamento comunitario permita la denegación de embarque a pasajeros que poseen un billete valido para un vuelo regular con la reserva confirmada del mismo y presentándose al registro dentro del plazo y de las condiciones requeridas.

En muchas ocasiones, las compañías aéreas venden más billetes que plazas tiene el avión porque según sus previsiones siempre hay un determinado número de viajeros que anula su viaje, lo que supone un perjuicio evidente para el consumidor, precisó la asociación navarra.

Derechos del usuario

En la actualidad, un viajero afectado por "overbooking" tiene la opción de elegir entre el reembolso del precio del billete del trayecto no efectuado o el reencaminamiento a su destino final en el primer vuelo posible o en fecha posterior que convenga al pasajero.

Además, inmediatamente después de la denegación de embarque en el transporte aéreo regular, el transportista aéreo deberá pagar una compensación mínima al usuario igual a 150 euros para vuelos de 3.500 kilómetros como máximo y 300 euros para los vuelos de más de 3.500 kilómetros en función del destino final fijado en el billete. Si el siguiente vuelo está disponible en un plazo de 2 o 4 horas respectivamente, las indemnizaciones se reducirán en un 50%.

Asimismo, la compañía aérea se encargará de todos los gastos justificados producidos durante la espera, así como el alojamiento en hotel hasta la salida del próximo avión. El afectado también puede presentar un recurso ante los Tribunales de Justicia competentes con el fin de obtener indemnizaciones adicionales a las compensaciones citadas.

Por último, Irache añadió que la Comisión Europea presentó en 2001 una propuesta de Reglamento, que todavía no ha entrado en vigor, en virtud del cual los transportistas estarán obligados a pedir voluntarios que renuncien a sus reservas a cambio de una serie de beneficios acordados, e incrementar las compensaciones económicas de cuantía entre 375 y 1.500 euros.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones