Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

La banca española necesita entre 51.000 y 62.000 millones de euros de capital en el peor escenario previsto

Los ministros de Economía de la eurozona han pedido a España que presente la solicitud formal de rescate para el sector bancario como muy tarde el próximo lunes 25 de junio

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 22 junio de 2012

Según las estimaciones de Roland Berger, en el escenario más adverso, el grueso del sistema financiero español -14 entidades- necesita unos 51.800 millones, mientras que para Oliver Wyman harán falta entre 51.000 y 62.000 millones de euros. Todo ello para mantener una ratio de capital de al menos un 6% en una hipótesis en la que la caída acumulada del PIB sea del 6,5% hasta 2014, frente al 5,4% del ejercicio realizado recientemente por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Tras conocerse estos datos, los ministros de Economía de la eurozona han pedido a España que presente la solicitud formal de rescate para el sector bancario como muy tarde el próximo lunes 25 de junio y que complete rápidamente la reestructuración de las entidades con problemas.

Una vez recibida la petición, la Comisión Europea empezará a negociar la semana que viene las condiciones que se impondrán al sector financiero español en materia de supervisión y los planes de reestructuración para las entidades que reciban ayuda. El objetivo es que el memorando con las condiciones esté listo para la próxima reunión del Eurogrupo del 9 de julio, señaló el vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn. La cantidad exacta de dinero que se concederá a España "se conocerá al término de las negociaciones del memorando" de condiciones, añadió el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker.

Pruebas de estrés

El análisis del sistema financiero española se ha se realizado sobre 14 grupos bancarios, el 90% del sector, "y aunque el ejercicio no permite realizar estimaciones previas de las necesidades de capital de cada entidad, cabe anticipar que los tres grandes del sector -Santander, BBVA y La Caixa- cumplen los requisitos de capital incluso ante un hipotético empeoramiento severo de la economía española", señaló el Ministerio de Economía y Competitividad. Las mayores deficiencias se centran en las entidades participadas mayoritariamente por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). El resto de entidades podrían asumir sus necesidades de capital por sí mismas o con un moderado nivel de ayuda pública.

Las pruebas de estrés han tratado de evaluar la capacidad de resistencia del sector en dos escenarios macroeconómicos para mantener una ratio de capital de acuerdo con los criterios de la EBA (European Banking Authority). El calendario del ejercicio abarca tres años: 2012, 2013 y 2014. La valoración se extiende a las carteras crediticias del sector privado residente, incluidos los activos inmobiliarios. Los datos toman como referencia los balances a 31 de diciembre de 2011.

Los informes publicados por las dos consultoras incluyen una estimación de las necesidades de capital para la banca española. Sobre el escenario base, y con un core Tier1 del 9%, las necesidades de capital estarían entre 16.000 y 26.000 millones de euros. Bajo el escenario adverso, con un core Tier1 mínimo del 6%, las necesidades estarían en un rango de entre 51.000 y 62.000 millones de euros. "Estas cifras son conservadoras, debido a que no tienen en consideración efectos mitigantes como las acciones futuras que puedan adoptar los bancos o los elementos fiscales", precisó Economía.

El subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy, y el secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, insististieron en que las necesidades de la banca son "manejables". El Banco Santander, BBVA y CaixaBank cumplen los requisitos de capital incluso ante un hipotético empeoramiento severo de la economía española, mientras que las mayores deficiencias se centran en las entidades nacionalizadas o en vías de estarlo: Bankia, Catalunya Banc, Novagalicia y Banco de Valencia. Estas cuatro entidades estarían abocadas a pedir ayudas públicas, y Jiménez Latorre no descartó que se pueda crear un banco malo para sanearlas, antes que proceder a su liquidación, que sería una solución más cara.

Tras las pruebas de estrés, el 31 de julio se conocerá la auditoría a la banca española encargada a PwC, KPMG, Ernst & Young y Deloitte. Adicionalmente, se iniciará un nuevo ejercicio que terminará en septiembre para afinar las necesidades de capital de las entidades con déficit en el escenario de estrés y ello servirá para tener las necesidades exactas de capital con la información individualizada. Eso obligará a las entidades a presentar sus planes de recapitalización y, en el caso de que aspiren a lograrlo por sí solas, tendrán nueve meses para ello.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones