Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

La CE quiere garantizar la seguridad energética aumentando las reservas de petróleo y gas

Propone la creación de un regulador europeo de energía que pueda impulsar las interconexiones

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 8 marzo de 2006
Con el fin de garantizar la seguridad energética, la Comisión Europea (CE) pidió aumentar las reservas de emergencia de petróleo y gas que tienen los Estados miembros. Para ello propuso la creación de un regulador europeo de energía con el objetivo de impulsar las interconexiones. Ambas iniciativas están contenidas en el Libro Verde de la Energía, presentado hoy.

Existe un crecimiento imparable de la dependencia energética de la UE respecto de las importaciones, la mayoría procedentes de regiones inestables, según advirtió Bruselas. De no mejorarse la competitividad del mercado doméstico comunitario en un plazo de 20 o 30 años, alrededor del 70% de las necesidades energéticas de la UE tendrá que satisfacerse con productos importados, frente al 50% en la actualidad.

El Libro Verde identifica seis áreas prioritarias para lograr los tres objetivos centrales que debería tener una política energética integrada. Estos tres objetivos son el desarrollo sostenible, la competitividad y la seguridad de suministro. En cuanto a la seguridad energética, la CE propone que se cree un Observatorio Europeo de Suministro Energético y que se revise la legislación comunitaria sobre reservas de gas y de petróleo para asegurar que permitan hacer frente a emergencias y para garantizar la solidaridad entre los Estados miembros.

El mercado interior de la energía se podría completar, según el Libro Verde, con nuevas iniciativas, como un Código Europeo de la Red Energética, un plan prioritario de interconexiones o un regulador europeo de energía. Asimismo, se subraya la necesidad de que la UE tenga una política exterior común de la energía. "Para reaccionar a los desafíos de una demanda creciente, precios de la energía altos y volátiles, creciente dependencia de las importaciones y al cambio climático, Europa tiene que hablar con una sola voz en la escena internacional", destacó la CE.

Bruselas sugiere finalmente una serie de medidas para hacer frente al cambio climático, en particular la adopción de un plan de acción de eficiencia energética que identifique las medidas necesarias para que la UE pueda ahorrar un 20% de la energía que consumiría en 2020.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones