Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

La CNMV se suma a la lucha contra la especulación en la Bolsa

Ha decidido aumentar el control sobre las denominadas "ventas a corto"

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 23 septiembre de 2008
La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se ha sumado a la lucha contra la especulación en la Bolsa, con el objetivo de frenar las turbulencias que la crisis financiera internacional está teniendo en los mercados. Así, ha decidido aumentar el control sobre las denominadas "ventas a corto", aunque sin llegar a prohibirlas como hicieron de forma temporal la pasada semana sus homólogos de Estados Unidos y Reino Unido por sospechar que han contribuido al hundimiento del sistema durante los últimos meses.

Img
Imagen: CONSUMER EROSKI

El regulador español ha ordenado que, a partir de mañana, le sean comunicadas las posiciones obtenidas con este tipo de operaciones cuando superen más del 0,25% del capital social admitido a negociación de una veintena de entidades del sector bancario y de seguros, entre las que se encuentran Santander, BBVA, Banco Pastor, Caja de Ahorros del Mediterráneo, Catalana Occidente o Mapfre.

Venta de un título

En realidad, estas operaciones suponen la venta de un título sin haberlo comprado anteriormente -se adquiere el derecho mediante el pago de una comisión- para adquirirlo efectivamente después y, si se ha devaluado tal y como se espera, ganar dinero.

La CNMV indica que persistirá la obligación de informar "mientras se mantengan las condiciones del mercado actuales", y advierte de que el incumplimiento de la misma será considerado "conducta constitutiva de abuso de mercado", sujeta a importantes sanciones.

La prohibición decretada la pasada semana por la Comisión de Valores de Estados Unidos sobre las "operaciones a corto" estará vigente, en principio, hasta el 2 de octubre para 799 entidades. La Autoridad Británica de Servicios Financieros marcó un plazo mucho más largo -cuatro meses-, aunque las sociedades afectadas son sólo 32.

G7

Por su parte, los ministros de Finanzas y gobernadores centrales del Grupo de los Siete (G7) países más industrializados se comprometieron ayer a tomar las medidas necesarias para salvaguardar los mercados financieros. "Estamos listos para adoptar cualquier medida que pueda ser necesaria, individual o colectiva, para asegurar la estabilidad del sistema financiero internacional", señala un comunicado del G7 divulgado por el Departamento del Tesoro estadounidense.

"Nos comprometemos a reforzar la cooperación internacional y hacer frente a los desafíos en marcha en la economía global y los mercados mundiales y mantener una mayor cooperación entre los ministros de Finanzas, los bancos centrales y los reguladores", apunta el comunicado.

El G7 (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido) mostró su apoyó a las medidas "extraordinarias" puestas en marcha por el Gobierno estadounidense para garantizar la estabilidad de los mercados, sobre todo a través de su plan para eliminar los activos no líquidos que desestabilizan a las instituciones financieras.

Sin embargo, los países miembros del G7 rechazan complementar, con medidas similares, el paquete de ayuda estadounidense. En este sentido, el ministro alemán de Finanzas, Peer Steinbrück, señaló que la situación en los otros países del G7 es distinta a la que hay en Estados Unidos, por lo que no se piensa en un programa parecido al de Washington, que costará previsiblemente al contribuyente estadounidense 700.000 millones de dólares.

Subida histórica del petróleo

El plan de rescate financiero anunciado por la Administración Bush ha provocado una subida del petróleo sin precedentes. Ayer, el barril de Texas llegó a rozar los 130 dólares. Finalmente cerró la sesión en 120,92 dólares, frente a los 104 del comienzo de la misma.

Por su parte, el barril de crudo Brent, de referencia en Europa, se revalorizó hasta los 106,04 dólares, unos 6,5 dólares más que al inicio de la sesión. Cabe recordar que la semana pasada el Brent llegó a cotizar por debajo de los 90 dólares.

En cuanto al dólar, sufrió un importante retroceso respecto al euro. La moneda única se cambiaba este lunes a 1,48 dólares en la Bolsa de Nueva York, frente a los 1,4474 dólares que se pagaban el viernes. La caída del dólar se debe a las inyecciones de liquidez que llevó a cabo la Reserva Federal (FED).

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones