Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

La construcción de pisos en España se frena por el fin del “efecto euro”

El número de viviendas iniciadas este año será el 25% menos que el ejercicio anterior

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 6 mayo de 2002
El repunte del paro y el fin del "dinero negro" en pesetas han provocado un parón en el mercado de la vivienda. Este año 2002, las viviendas iniciadas en España alcanzarán las 375.000, lo que supone un descenso del 25% con respecto al año anterior, según promotores inmobiliarios consultados. Éstos afirman que quieren ajustar la oferta a la demanda, lo que provocará que los precios sigan al alza.

En los últimos cinco años, con la excepción de 2000, el número de viviendas construidas en España se acercaba a las 500.000 en cada ejercicio. La buena coyuntura laboral y la fuerte rebaja de los tipos de interés facilitó el "boom" inmobiliario que se vio acompañado por un aumento considerable de los precios de la vivienda. Pese a que la escalada ha superado el 10% anual en muchas capitales de provincia, la demanda se mantenía estable.

Según los expertos inmobiliarios, la demanda creciente de pisos tiene tres componentes. Por un lado, el mayor número de uniones matrimoniales (civiles, religiosas y de hecho) favorece la búsqueda de piso y la independencia familiar, que se considera más accesible con la rebaja de las hipotecas. También habría influido la llegada del euro y la necesidad de buscar acomodo para el "dinero opaco" fiscalmente.

Menos rentabilidad

Por último, la bajada de la rentabilidad de las inversiones tradicionales (fondos de inversión, cuentas corrientes, depósitos, etc.) también ha facilitado el trasvase de dinero desde el ahorro bancario hacia el "ahorro en ladrillos". Según estimaciones de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas), más de la mitad del patrimonio de las familias españolas está concentrado en la vivienda.

En el mercado de segunda vivienda, que no se ha resentido de la fuerte construcción de viviendas nuevas, hay otro factor que comienza a influir de forma sensible en la escalada de precios. La demanda de pisos por parte de inmigrantes en distritos muy concentrados de las grandes capitales ha provocado un alza de los precios, especialmente en el segmento de 60.000 euros a 90.000 euros.

En el auge de la construcción durante los últimos tres años ha influido de forma notable el sector inmobiliario de costa y segunda residencia. La vivienda de costa ya supone cerca del 40% del total. Este año se espera que se construyan entre 175.000 y 180.000 pisos y chalets en zonas de costa, de los que una buena parte tendrán como destino clientes extranjeros. Según los datos del Primer Foro Inmobiliario sobre Globalización, más de seis millones de hogares españoles ya disponen de una segunda residencia en la playa o en zonas de interior rurales.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones