Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

La demanda mundial de energía crecerá un 50% hasta 2030, según la AIE

Esta organización estima que las emisiones de CO2 se incrementarán un 1,6% anual

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 8 noviembre de 2005
El informe "Previsión Mundial de la Energía 2005", elaborado por la Agencia Internacional de la Energía (AIE), estima que la demanda energética mundial crecerá un 50% hasta 2030, hasta las 16,3 toneladas de crudo o equivalentes.

La AIE destaca la importancia de los recursos de las regiones de Oriente Próximo y el norte de África, en las que se centra el informe de 2005 y donde será necesario invertir 56.000 millones de dólares anuales de aquí a 2030, el doble de lo que se invirtió en la última década.

Según la AIE, dos tercios del incremento total de la demanda mundial de petróleo en los próximos 25 años vendrán de los países en desarrollo. La demanda de combustible se incrementará una media de un 1,4% de ahora a 2030 y se situará en los 92 millones de barriles diarios en 2010 y en los 115 millones en 2030.

Más gas

Mientras, la fuente de energía que registrará un mayor incremento de la demanda en términos absolutos será el gas natural, cuyo consumo crecerá un 2,1% anual. Esta evolución representa un incremento del 75% en el próximo cuarto de siglo, hasta los 4,8 billones de metros cúbicos de gas. La demanda de carbón aumentará un 1,4% anual, hasta los 7.300 millones de toneladas en 2030.

Crecerá también la producción de energía nuclear pero menos que otras fuentes, mientras que las energías renovables aumentarán más que el resto, con una media del 6,2% por año. Sin embargo, su cuota de mercado seguirá siendo reducida y quedará relegada al 2% del consumo total en 2030.

La AIE señala que las emisiones de dióxido de carbono (CO2) se incrementarán un 1,6% anual, lo que representa un incremento global del 70% hasta 2030, y estima que alrededor del 50% de las nuevas emisiones procederá del sector energético.

En cuanto al precio del petróleo, la organización vaticina que dentro de 25 años será un 20% más elevado (52 dólares por barril) si no se realizan las inversiones necesarias para asegurar el suministro de la demanda en los próximos.

"Cuellos de botella"

La AIE califica este escenario de "indeseable" e "insostenible" y considera que durante el periodo analizado será necesaria una inversión de 17 billones de dólares para hacer frente a los "cuellos de botella" en las capacidades de refino y extracción, indicó su director general, Claude Mandil, en el informe.

La organización reconoce que las políticas de los países consumidores podrían frenar el crecimiento de la demanda y "reducir la dependencia mundial" de los recursos de las regiones de Oriente Próximo y Norte de frica, y estima que la influencia de esta región en las perspectivas sobre las reservas mundiales de energía tendrá duras consecuencias para la economía mundial.

Así, la AIE advierte de que si no cambian las políticas energéticas de los países consumidores, una necesidad que ya pusieron de manifiesto los países del G-8 en su cumbre de julio en Gleneagles, las necesidades energéticas se multiplicarán en los próximos años. Por ello, reclama "una utilización más racional de la energía" y "la sustitución de los combustibles fósiles" por otros tipos de energía.

La AIE es un organismo que forma parte de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones