Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

La eurozona podría perder 4,5 millones de empleos en los próximos cuatro años

La OIT advierte de que esta situación podría incrementar el riesgo de malestar social y la erosión de la confianza de la ciudadanía

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 12 julio de 2012

Además, la OIT alerta de que el aumento del desempleo podría incrementar el riesgo de malestar social y la erosión de la confianza de la ciudadanía en sus gobiernos, el sistema financiero y las instituciones europeas.

El informe de la OIT señala que existe una "evidencia creciente" que apunta a que se podría estar gestando una recesión prolongada en el mercado de trabajo, ya que éste no se ha recuperado de la crisis que ha sacudido el continente europeo desde finales de 2008. "Sin un cambio rápido en las políticas -para hacer frente a la crisis y conseguir la confianza y el apoyo de trabajadores y empresas- será difícil implementar las reformas necesarias para poner a la eurozona en el camino de la estabilidad y el crecimiento", añade el documento.

"Salvo que se apliquen medidas específicas para aumentar las inversiones en la economía real, la crisis económica empeorará y la recuperación laboral nunca llegará", explicó Somavia. También existe un consenso global sobre cómo avanzar hacia una globalización basada en el crecimiento y la creación de empleo. "Ésta es una responsabilidad clave de las Naciones Unidas, de las instituciones de Bretton Woods y del G20", añadió Somavia.

A corto plazo, las consecuencias de una recesión laboral prolongada serían especialmente duras para los jóvenes que buscan trabajo, señala el estudio de la OIT. Desde 2010, el desempleo se ha incrementado en más de la mitad de los 17 países de la región. Más de tres millones de jóvenes entre 15 y 24 años están desempleados. En la eurozona, más de la tercera parte de las personas en edad de trabajar en la eurozona o bien están desempleadas o excluidas del mercado laboral, y el desempleo de larga duración continúa en aumento.

La pérdida de empleos es "particularmente grave" en el Sur de Europa, pero hasta Alemania, Austria, Bélgica, Luxemburgo y Malta -los únicos países donde el empleo ha aumentado desde 2008- registran señales de que la recuperación del mercado laboral podría frenarse, alerta la OIT. La pérdida de empleos podría ser aún peor, "ya que al parecer las empresas han mantenido sus trabajadores con la esperanza de que las condiciones económicas mejoren. Si sus expectativas no se materializan, esos puestos de trabajo podrían correr peligro", añade la organización.

La OIT considera que las medidas de austeridad fiscal anunciadas tendrán un impacto negativo en el empleo. "En un contexto de depresión a nivel macroeconómico, estas reformas provocarán más despidos sin impulsar la creación de empleo, al menos hasta que la recuperación económica tome impulso", indica. El informe señala que, con una estrategia de crecimiento con la contratación en su núcleo, la recuperación es aún posible con una moneda única. Sin embargo, ha matizado que, para hacer esto, se han de abandonar las medidas de austeridad y se ha de afrontar la reforma de los sistemas financieros nacionales.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones