Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

La inflación superará el 3,7% a final de año, frente al objetivo marcado del 2%

El BCE subirá los tipos de interés en la eurozona si persiste el encarecimiento del crudo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 14 octubre de 2005
El Gobierno reconoce que el petróleo caro empieza a pasar una importante factura, y admite que la inflación superará en diciembre el 3,7% de tasa anual que ha alcanzado en septiembre, según el avance de datos proporcionado por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Para España, como para el conjunto de la eurozona, el objetivo anual establecido por las autoridades económicas está en el 2%.

El Ministerio de Economía teme, sobre todo, que la volatilidad del petróleo provoque efectos llamados de "segunda vuelta", es decir, que los empresarios trasladen a precios los costes de su recibo energético y que los sindicatos demanden compensaciones salariales tras el desvío de la inflación.

En la recta final del año, octubre podría dar un respiro porque el aumento registrado en el pasado ejercicio en ese mes fue de un punto porcentual, pero hay alzas que se van a trasladar ahora de modo semiautomático.

Para Economía, lo importante es que España recorte su diferencial de precios con la inflación media de la zona euro, que viene siendo de 1,1 puntos en promedio y que en septiembre ascendió a 1,2. "Esa distancia nos genera problemas de competitividad que deben ser abordados", advierte.

Mientras tanto, las asociaciones de consumidores apuntan que en lo que va de año la subida del gas natural supera el 13%, y la bombona de butano se ha encarecido un 18%. Ambos son, recuerdan, los combustibles que utilizan los consumidores de rentas no precisamente altas.

Aumento de tipos

Al Banco Central Europeo (BCE) también le preocupa la marcha de la inflación en la eurozona. Es por ello que su presidente, Jean-Claude Trichet, ha asegurado que vigilará estrechamente posibles efectos de segunda vuelta sobre los precios de producción y consumo derivados del encarecimiento del petróleo.

Pese a la subida de la inflación en la zona euro, que en septiembre se situó en el 2,5%, tres décimas más que en agosto, el BCE decidió mantener sin cambios el precio del dinero en el 2%, en la reunión que mantuvo el pasado jueves. No obstante, podría subir los tipos de interés si persiste la escalada de los precios del petróleo, con el fin de frenar las presiones inflacionistas.

Pese a todo, la Federación de Bancos Alemanes (BdB) es optimista y pronostica que los tipos se mantendrán sin cambios hasta bien entrado 2006. «Dadas las todavía moderadas perspectivas de los precios y el hasta ahora contenido crecimiento económico, esperamos que las tasas permanezcan inalteradas hasta bien entrado el próximo año», ha dicho Norbert Walter, presidente del Comité de Política Económica y Monetaria de la BdB.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones