Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

La liberalización eléctrica no garantiza unas tarifas más bajas

Los países con libre competencia tienen los precios más altos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 31 marzo de 2002
La liberalización eléctrica puede no ser tan favorable para los consumidores como en un principio se cree. Países como Alemania, Austria, Suecia o el Reino Unido, en donde la liberalización es plena, tienen las tarifas más altas. Por contra, Francia, el Estado comunitario más opuesto a la libre competencia, tiene las tarifas en la media de la Unión Europea (UE), como pasa en España, donde la apertura es del 52%.

Ese fue uno de los argumentos que manejaron el presidente de la república francesa, Jacques Chirac, y el primer ministro, Lionel Jospin, para ralentizar el proceso de liberalización durante la reciente cumbre de Barcelona.

La delegación francesa consiguió introducir un compromiso de redactar una directiva sobre servicios públicos antes de abrir totalmente los mercados energéticos, aunque únicamente para empresas, a partir del 2004. "La experiencia de liberalización en unos cuantos países no ha tendido a reducir los precios. En casos como el Reino Unido o Suecia, han subido", dijo Jospin.

Según un informe de la Dirección General de Energía del Gobierno francés, el tipo de organización y de enfoque de las estrategias puede tener incidencia sobre los precios. Así, este estudio apunta que en el Reino Unido, tras la liberalización del sistema eléctrico, se ha visto que los consumidores industriales han sacado más provecho del descenso de los precios de la electricidad que los consumidores domésticos.

Ingresos mensuales

Los ingresos mensuales de una pareja española son un 36,5% más bajos que los de una alemana y un 52,32% que los de una británica, según datos de la oficina europea de estadística (Eurostat). Los precios de la electricidad en esos dos países con respecto a España superan en 10 puntos las diferencias de rentas, lo que supone unas tarifas efectivamente mucho más altas.

En cualquier caso, los precios de la electricidad han tendido a la baja desde 1998. Las diferencias entre países son destacables. Por ejemplo, el precio de la electricidad en Dinamarca triplica el de Grecia, pero el nivel de vida es muy diferente.

Por otra parte, mientras en España las tarifas eléctricas para las familias tipo registraron un descenso del 12% entre 1991 y el 2001, en Alemania y Reino Unido crecieron es este mismo periodo un 47% y un 31% respectivamente.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones