Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

La OCDE recomienda diversificar las fuentes de financiación de la jubilación para evitar futuros riesgos

Calcula que se necesita ahorrar entre un 5% y un 15% del salario para mantener un nivel adecuado tras el retiro

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 10 septiembre de 2010
La diversificación de las fuentes de financiación de la jubilación podría ser una de las soluciones para "evitar riesgos futuros", según ha afirmado el economista jefe de asuntos financieros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Pablo Antolín. En su opinión, un sistema de pensiones "debe tener un componente público de reparto y un componente complementario de capitalización" y precisó que los ciudadanos necesitan ahorrar entre un 5% y un 15% del salario para mantener un nivel adecuado de renta en su jubilación.

El economista abordó el impacto del envejecimiento y de otros riesgos en los sistemas de pensiones de los países de la OCDE, durante su participación en el curso de verano de la Universidad del País Vasco "El estado del bienestar". Apuntó que en los sistemas de capitalización es el individuo o el empresario quien asume la mayoría de los riesgos de mercado, mientras que en un sistema de reparto público "es el Estado quien los asume". Por ello, consideró necesario estudiar cómo se puede mejorar el diseño de los planes de capitalización de contribución definida, "para así mejorar su suficiencia y reducir los riesgos a los que se enfrenta el individuo".

Antolín explicó que en las pensiones de capitalización el principal impacto ha sido la pérdida de valor de los activos acumulados para financiar la jubilación, aunque auguró "una recuperación con el tiempo". También recordó que los niveles de solvencia de los planes de pensiones cayeron mucho, aunque se han recuperado. El economista jefe de la OCDE señaló que las pensiones de reparto públicas se han visto afectadas por la crisis debido al aumento del desempleo, lo que acarrea problemas de financiación. "Esta situación ha aumentado la necesidad de afrontar los problemas de financiación de la jubilación a largo plazo", apuntó.

En su opinión, el "principal problema" que afecta a la financiación de la jubilación es el impacto demográfico y, en particular, el aumento de la esperanza de vida, dijo Antolín. A su juicio, es necesario estudiar cómo se puede mejorar el diseño de los planes de capitalización de contribución definida, para así "mejorar su suficiencia y reducir los riesgos a los que se enfrenta el individuo". "Ahorrar para financiar en un futuro la jubilación acarrea diversos riesgos", aseguró. El economista indicó que aumentar el periodo contributivo y posponer la jubilación es "la forma más eficiente" y de menor esfuerzo contributivo de aumentar la renta de jubilación. "La gente necesita ahorrar del 5% al 15% de sus salarios para alcanzar un nivel adecuado de renta en la jubilación y recibir entre un 25%-70% del último salario", expuso.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones