Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

La OIT afirma que la crisis ha aumentado las desigualdades laborales

Advierte de que se elevarán a medida que más países introduzcan medidas de austeridad y reformas en el mercado de trabajo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 29 febrero de 2012
Las desigualdades en el lugar de trabajo han aumentado "de manera considerable" en toda Europa como consecuencia de la crisis económica mundial y se elevarán a medida que más países introduzcan medidas de austeridad y reformas laborales, según un estudio de la Oficina Internacional del Trabajo (OIT). El informe, que incluye datos provenientes de 30 países y 14 estudios nacionales realizados por especialistas europeos, refleja que los países que han hecho ajustes de flexibilidad externa, como España, han registrado "graves dificultades" en el ámbito laboral.

Los trabajadores con contratos temporales han sufrido especialmente los despidos durante la crisis y se les ha utilizado como una especie de "amortiguadores del empleo", como en el caso de España, donde el 90% de los puestos de trabajo perdidos son temporales, apunta el estudio. La OIT constata que los países que han dependido de la contratación temporal, entre los que se encuentra España, han tenido graves dificultades en su mercado laboral. "La dependencia excesiva durante cerca de 20 años de la contratación temporal ha vuelto al país vulnerable y ha provocado una caída drástica del empleo como respuesta a la recesión económica", sostiene el informe. Si se compara con 2009, el riesgo de pobreza ha aumentado en dos puntos porcentuales en España, hasta alcanzar el 21,8% en 2011.

La organización apunta además que las tasas de paro juvenil en la mayor parte de los países europeos representan aproximadamente el doble que las de los trabajadores mayores, con alzas más pronunciadas en Estonia, Lituania y Letonia, así como en España, Irlanda y Grecia. Además, el informe pone de manifiesto que los trabajadores poco cualificados se han visto particularmente afectados por la crisis a medida que las empresas manufactureras empezaron a despedir plantilla. A pesar de que los hombres inicialmente se vieron más afectados por la crisis que las mujeres (un 6% más en los Estados bálticos, Irlanda y España), "las prácticas discriminatorias contra las mujeres se han agravado a lo largo de los últimos años", según apunta el estudio. Las mujeres empleadas en los sectores donde predomina la mano de obra masculina fueron así las primeras en ser despedidas o en experimentar mayores recortes salariales.

En el estudio se citan varios ejemplos de "buenas prácticas" llevadas a cabo por algunos gobiernos para mitigar el impacto de la crisis, como el "milagro alemán" de bajo desempleo, logrado gracias a la ampliación de la jornada laboral reducida, o el caso de Suecia, que aplicó medidas específicas para ayudar a los jóvenes a conservar sus empleos o a participar en programas de formación. Los autores de este informe también resaltan el importante papel que ha tenido el diálogo social en la negociación de alternativas a los despidos, por lo general, a través de reducciones de los salarios y/o de las horas de trabajo, como ha ocurrido en Alemania y Francia. En países donde la negociación salarial es limitada, como Estonia, Letonia y Lituania, tanto los recortes de personal como salariales fueron "inmediatos e importantes".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones