Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

La penetración del teléfono móvil en España alcanza al 72% de la población

Tres de cada cuatro ciudadanos españoles tiene un celular

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 19 mayo de 2002
La penetración del teléfono móvil en España se sitúa en torno al 72%, según datos del nuevo censo que elevan la población española de 39,6 a 41,7 millones de habitantes. En el período enero-marzo de este año había en España 30,6 millones de clientes de telefonía celular, lo que supone un crecimiento del 103% respecto a los 19,9 millones de clientes que existían al término del primer semestre de 2000. Casi tres de cada cuatro personas disponen de teléfono móvil, una relación superior a la de Alemania (68%) y Francia (63%). Al margen de los países nórdicos, el liderazgo corresponde en Europa a Italia (nada menos que un 89% de penetración) y el Reino Unido, con el 80%.

Los ingresos de las compañías de móviles españolas ascendieron a 10.000 millones de euros el pasado año. Esta cifra, sensiblemente inferior a los 16.000 millones de Alemania y los 14.000 millones de Francia, pone de manifiesto un menor gasto por cliente. La diferencia responde, en buena parte, a que la explosión del teléfono móvil en España -al igual que en Italia y el Reino Unido- se ha producido gracias a la alta participación de los usuarios de prepago o tarjeta, frente a una menor cuota de los clientes de contrato.

Con datos de cierre del año 2001, las operadoras españolas repartían su volumen de clientes en el 67% de prepago o tarjeta y el 33% de contrato, cuando el prepago se limitaba al 59% dos años antes. En Italia, los usuarios de tarjeta son nada menos que el 82%, en el Reino Unido suben al 71%, pero en países como Alemania y Francia las elevadas facturaciones son compatibles con cuotas mucho más bajas de prepago.

Las compañías españolas han dado un giro en su estrategia. A la reconquista del usuario de contrato están dirigidas estrategias como la nueva "cuota cero" de Telefónica Móviles, ligada a una facturación mensual. A finales del pasado año, tanto Telefónica como Amena repartían su clientela en proporciones similares: 32% de contrato frente a 68% de prepago. Y en su reciente presentación de cuentas del primer cuatrimestre, Amena destacó que estaba captando una de cada dos altas de nuevos usuarios de contrato.

Vodafone, antes Airtel, siempre ha apostado menos por el cliente de tarjeta, en muchos casos joven y de menor poder adquisitivo. Hace tres años, los usuarios de esta operadora se repartían entre el 52% de prepago y el 48% de contrato y, desde entonces, la cuota de clientes de tarjeta ha subido tan sólo tres puntos. Quizás por esta razón, y también por el largo período en que Vodafone no tenía plenamente definida su estrategia para España, la cuota de mercado de esta operadora ha descendido paulatinamente, desde el 31% del primer semestre de 2000 al 25,5% que se le ha estimado para el primer trimestre de 2002. En ese mismo plazo, Telefónica pasó del 57,6% al 56,6%, con descenso inicial de 1,3 puntos porcentuales y una ligera recuperación posterior.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones