Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

La reforma del Impuesto sobre la Renta incluirá una mejora de la fiscalidad del ahorro

Hacienda prevé reducir del 18% al 15% la tributación de las plusvalías generadas en más de un año

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 1 abril de 2002
Esta semana está previsto que la Comisión de expertos constituida para preparar un Libro Blanco sobre la reforma del Impuesto sobre la Renta presente sus conclusiones, que el ejecutivo tendrá en cuenta para preparar la nueva ley del tributo para 2003.

Esta Comisión hará hincapié en la necesidad de reducir los tipos máximo y mínimo del tributo, así como el número de tramos del impuesto; avanzar en la eliminación de la transparencia fiscal; incrementar el mínimo personal y familiar; introducir incentivos fiscales al alquiler de vivienda; y mejorar el tratamiento del ahorro a largo plazo.

Aunque no se dan cifras definitivas, la Agencia Tributaria tiene claro que en el caso de los tipos máximo y mínimo del tributo pasarán del 48 al 46% y del 18 al 15%, respectivamente. La retención sobre los rendimientos del capital bajaría también al 15% y lo mismo ocurriría con las plusvalías obtenidas con la venta de inmuebles, activos, participaciones en fondos, etc., generadas en más de un año, que tributarían al 15% en lugar de al 18% actual.

Neutralizar al máximo el posible el efecto de la fiscalidad en las decisiones que toman los inversores y aumentar la competencia entre los distintos tipos de activos financieros, son otros de los objetivos de la reforma. Una de las novedades del nuevo IRPF será la reducción del número de tramos en la tarifa del tributo. La propuesta en estudio en estos momentos es la de establecer una tarifa con cuatro tramos, frente a los seis actuales.

En lo que se refiere a los planes de pensión, los cambios que se estudian están relacionados con la tributación de las prestaciones. Se trata de fomentar que en el momento del cobro de la prestación, ésta se reciba en forma de renta y no de capital, de forma que funcione como un verdadero complemento de la pensión pública.

En materia de vivienda, el principal objetivo se refiere a fomentar el número de viviendas en alquiler, para lo que se establecerá una nueva deducción para los propietarios.

La familia es otro de los objetivos de la próxima reforma, para lo que se incrementarán los mínimos personales y familiares primando el tener un segundo hijo y los gastos suplementarios que conllevan el nacimiento de un nuevo miembro en el hogar.

El nuevo impuesto pretende también fomentar la búsqueda y la aceptación de un puesto de trabajo por parte de las personas que estén cobrando el subsidio de desempleo. En materia empresarial se está planteando la posibilidad de suprimir la obligatoriedad de este régimen.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones