Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

La reforma del IRPF establece un tipo único del 18% para todos los productos del ahorro

Finalmente no contempla beneficios para las personas que viven en régimen de alquiler

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 21 enero de 2006
Todos los productos del ahorro tendrán que tributar a un tipo único del 18%, según establece el anteproyecto de reforma del impuesto de la renta (IRPF) y sociedades que ayer aprobó el Consejo de Ministros. A su vez, los futuros planes de pensiones sólo disfrutarán de beneficios fiscales si se cobran como renta vitalicia y no como capital (de una sola vez), si bien los suscriptores dispondrán de un plazo transitorio de cuatro años para recuperar su dinero.

Estos son los principales cambios del nuevo IRPF, que respetará los derechos que los contribuyentes habían adquirido hasta ayer, junto al establecimiento de 9.000 euros como tope para estar exento de hacer la declaración. Además, el tipo máximo del impuesto se reduce dos puntos, hasta el 43%, mientras que el más bajo no varía (sigue en el 15%), aunque su aplicación será marginal. El motivo es que los tramos de tributación se ensanchan y se reducen de cinco a cuatro -hasta 17.360 euros se tributará al 24%, de ahí a 32.360 euros al 28%, después se aplicará un tipo del 37% hasta 52.360 euros y luego el 43% para las cantidades superiores-.

Como novedad se crea de facto un "tipo 0" para las rentas del trabajo, que se aplicará a aquellas por debajo de la cuantía del mínimo vital. Éste resulta de sumar el mínimo personal (que aumenta un 48,5%, hasta 5.050 euros) y las reducciones por circunstancias personales y familiares que, por ejemplo, en el caso de una persona con un hijo menor de tres años supondría descontarse 3.200 euros más (una mejora del 22%). La parte de ingresos que supere ese límite tributará al 24% hasta superar el primer tramo. Por este motivo, Hacienda estima que la rebaja en el IRPF -que afectará al 99,5% de los contribuyentes- será de una media del 6%, pues llegará al 17% para el 60% de ellos (rentas bajas) pero se quedará en el 4,6% para el resto.

Con todo, la reforma fiscal tendrá un indudable efecto beneficioso para las rentas más bajas y los salarios menores. Así, la reducción por rentas de trabajo se eleva a 4.000 euros para las menores (un 14% más), y a 2.600 para las medias, y se aplicará por vez primera a algunos autónomos. Otra de las novedades afecta a los planes de pensiones, cuyos beneficios fiscales se extienden ahora a los gastos en dependencia. Esas ventajas se reducen, con un límite único de deducción de 8.000 euros anuales (el triple para los discapacitados). La aportación no podrá superar el 30% de las rentas activas, y el 50% si se tiene más de 52 años.

Alquiler sin ventajas

Cabe destacar también que el nuevo impuesto de la renta no contempla beneficios para quienes viven en una casa alquilada, en contra de los planes que había anunciado el Gobierno antes de Navidad. Según Hacienda, "sería costosísimo porque hay muchos más arrendatarios que arrendadores". Por ello, prefieren incentivar ese mercado con ayudas fiscales para aumentar la oferta y abaratar los precios.

Respecto a los propietarios de una vivienda, se mantiene el porcentaje de deducción en el 15% sobre una base máxima anual de 9.015 euros. Sin embargo, la exención máxima por ejercicio -que variaba según los tramos de renta- se fija ahora en un único tope por año de 1.352 euros, al tiempo que se reducen entre 450 y 225 euros las desgravaciones que se aplicaban en los primeros años en caso de que financiaran su vivienda con hipoteca.

Por su parte, los contribuyentes mayores de 65 años o en situación de gran dependencia podrán vender su patrimonio inmobiliario para obtener una renta periódica, sin que tengan que pagar impuestos por la plusvalía generada. Además, se contemplan exenciones similares para las "hipotecas inversas", donde el banco da un dinero anual a los dueños para quedarse después con la casa.

Etiquetas:

ahorro IRPF reforma

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones