Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

La Unión de Consumidores de Aragón explica qué pasos hay que seguir para salir de una lista de morosos

Se calcula que 1,1 millones de españoles tienen deudas impagadas con entidades financieras y compañías de telefonía

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 8 marzo de 2006
Con cierta frecuencia hay personas que son informadas de que no pueden solicitar o financiar un crédito porque están dentro de una lista de morosos, según aseguró la Unión de Consumidores de Aragón (UCA), que emitió un comunicado para explicar a los ciudadanos cómo salir de esta situación. La UCA señala que más de 1,1 millones de españoles tienen deudas impagadas con entidades financieras y algunas grandes compañías de telefonía, según datos publicados por la Asociación Nacional de Entidades Financieras (ASNEF).

Además explican que en España existe el Registro de Aceptaciones Impagadas (RAI), uno de los ficheros de información de solvencia patrimonial y crédito más importantes del país, y el fichero de la Asociación Nacional de Entidades Financieras (ASNEF), otra de las bases de datos de las que se nutren las entidades bancarias y financieras a la hora de averiguar la situación económica en la que se encuentran sus clientes.

La creación de ficheros de morosos es una práctica habitual entre las empresas, según manifestó la UCA en su comunicado. Se trata de una práctica legal, siempre que se mantenga en un terreno interno de la propia empresa. Sólo el acreedor puede ceder los datos al fichero de morosos y debe notificar al afectado su inclusión en el plazo de 30 días, según se establece en la Ley de Protección de Datos de Carácter Personal. UCA también precisó que el interesado podrá acceder a sus datos cuando lo solicite y pedir el nombre y dirección de la persona o entidad a quien se han revelado esos datos. Además, los datos desfavorables no podrán mantenerse en ningún caso más de seis años en el fichero de morosos.

Asimismo, la legislación contempla que el afectado tiene derecho a acceder a la información disponible sobre su persona de tres maneras diferentes: solicitándolo al registro de morosos directamente; a través de los bancos y financieras con las que mantenga o pretenda iniciar una relación crediticia; o a través del propio acreedor informante del dato. Además, el afectado tiene derecho a acceder a cualquier dato que tengan sobre él; a rectificar aquellos que sean erróneos; y a cancelar todos los que no se correspondan con la realidad o tengan más de seis años.

La Agencia de Protección de Datos, que es el ente público que garantiza el cumplimiento de los principios que recoge la ley, y las asociaciones de consumidores disponen de sencillos formularios para poder ejercer los derechos de acceso, rectificación y cancelación de los datos, según señalan desde esta organización.

Por eso, si el nombre de un ciudadano aparece en uno de estos ficheros por error o por una deuda ya inexistente al haber sido cancelada hay que dirigirse por escrito al responsable del fichero, adjuntando fotocopia del DNI. Éste tiene obligación de responder en el plazo de un mes. Si se desestima esta pretensión, el interesado debe acudir a la Agencia de Protección de Datos, para que dé traslado de la misma al responsable del fichero y éste en el plazo de 15 días formule las alegaciones que estime pertinentes. Si la Agencia resuelve desestimando la petición del interesado, puede acudirse a los tribunales e interponer un recurso contencioso-administrativo.

Etiquetas:

deudas listas morosos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones