Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

La Unión Europea acuerda que las operadoras de telecomunicación tengan un tiempo transitorio para grabar datos de los usuarios

La medida permitirá utilizar la información en la lucha contra el terrorismo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 3 junio de 2005
Los ministros de Justicia e Interior de la Unión Europea han acordado conceder un periodo transitorio a las operadoras de telecomunicaciones a las que se les pide que almacenen durante cierto tiempo la información del tránsito hacia Internet y las llamadas de telefonía de sus usuarios. De esta forma, la UE pretende poder utilizar estos datos en la lucha contra el terrorismo.

El Consejo ha establecido un acuerdo con las compañías para ir poco a poco. Se comenzará por las llamadas de telefonía fija y móvil. En cuanto a Internet y las llamadas que no lleguen a su término, se han puesto de acuerdo sobre un periodo transitorio para tener en cuenta las dificultades que algunos operadores nacionales han esgrimido.

La decisión está dirigida a facilitar la cooperación judicial en materia penal a través de la armonización de la legislación de los Estados miembros sobre retención de datos por parte de los proveedores de comunicaciones electrónicas, tanto de telefonía fija y móvil como Internet.

Esta medida ha provocado el rechazo de países como Alemania y Finlandia, poseedores de una potente industria de telecomunicaciones. Así, argumentan que el almacenamiento de datos (nombre del emisor y receptor de la llamada, duración, hora de la conexión, etc.) más allá de un año supone un alto coste. Calculan que esta normativa podría costar hasta 250 millones de euros al año a las compañías.

En un intento por reducir costes, Alemania ha propuesto eliminar de la lista de datos que habría que retener las llamadas que no lleguen a término, pero España alega que, precisamente, las investigaciones de los atentados del 11-M lograron importantes resultados gracias a esas informaciones.

Por otra parte, también se plantea un problema de base jurídica, puesto que esta propuesta fue presentada por Francia, Reino Unido, Suecia e Irlanda, pero la Comisión Europea prepara ahora mismo un nuevo texto sosteniéndose en otro artículo del Tratado.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones