Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Las cajas de ahorros creen que la reforma fiscal perjudicará a las familias y a los pequeños ahorradores

El esquema planteado por el Ejecutivo genera "ganadores y perdedores", advierten

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 7 marzo de 2006
La reforma fiscal que ultima el Gobierno perjudicará a las familias, a las rentas medias y a los pequeños ahorradores, según un estudio incluido en el último número de los Cuadernos de Funcas, la publicación que edita la Fundación de las Cajas de Ahorros. El trabajo subraya que "la dualización del IRPF introduciría grandes inequidades en el tratamiento de diversas partes de la renta, con agravio para los rendimientos del trabajo y los restantes integrados en la base general del nuevo impuesto".

Manuel Lagares, autor del estudio, indica que el esquema planteado por el Ejecutivo genera "ganadores y perdedores". "No parece que ese camino sea el deseable para un impuesto como el IRPF, que debería suscitar el respeto y la aceptación de todos".

El catedrático apunta que la reforma se ha limitado a mantener el sistema de cálculo de la reducción por trabajo actualizando las cantidades objeto de reducción. Una operación poco efectiva porque, asegura, cuando entre en vigor el nuevo IRPF (2007), la inflación acumulada será en media mensual del 13,6%, mientras que la revisión no llegará en la mayoría de los casos al 10%.

Las familias, las más perjudicadas

Las familias, indica el informe, aparecen como las grandes perjudicadas. Un tratamiento, subraya, que es menos beneficioso y, en ocasiones, negativo, sobre todo en el caso de los hogares de rentas medias que presenten declaraciones conjuntas y tengan un elevado número de hijos.

El trabajo pone como ejemplo el caso de un contribuyente que presentase una declaración individual, tuviese cinco hijos y sus ingresos se situasen entre los 37.000 y los 62.000 euros anuales. Esta persona, asegura Lagares, recibiría con el nuevo modelo un trato peor que con el actual.

Las declaraciones conjuntas, con o sin hijos, recibirían "en todos los casos" -dice el experto- un tratamiento peor para los intervalos de ingresos comprendidos entre 22.000 y 61.000 euros. Un empeoramiento que se repetiría para las que no computasen hijos y para aquellas que se encuentren entre 38.000 y 128.000 euros y tengan cinco hijos.

A este grupo de damnificados, Funcas añade el de los más modestos perceptores de los llamados rendimientos del ahorro y el de "casi todos los que reciban dividendos gravados por el impuesto de sociedades". Las cajas aseguran que "todas las deducciones de mínimos deberían practicarse de forma homogénea en la base y no en la cuota, lo que permitiría además definir la capacidad económica de los contribuyentes a través de su renta disponible fiscal".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones