Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Las comisiones de mantenimiento de las tarjetas de crédito y débito suben un 3,7% y un 2,7%, respectivamente

El año pasado crecieron en torno a siete veces más que el IPC

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 18 junio de 2007
Las comisiones que las entidades financieras cobran a sus clientes por el mantenimiento de las tarjetas de crédito han aumentado un 3,7% en lo que va de año, mientras que las de débito lo han hecho un poco menos, un 2,7%, según datos del Banco de España.

Estos incrementos se suman a los que protagonizaron ambos tipos de tarjetas en 2006, cuando acumularon aumentos del 19,4% y 18,8%, respectivamente, subiendo en torno a siete veces más que el Índice de Precios de Consumo (IPC) anual, que quedó fijado en el 2,7%.

Cuotas mínimas y máximas

La cuota anual de las tarjetas de crédito se situaba de media en 28,43 euros a 31 de mayo de 2007, frente a los 27,39 euros que alcanzó a 31 de diciembre de 2006. Las cuotas mínimas y máximas aplicadas por las entidades financieras estaban en los 13,52 y 40 euros, respectivamente, manteniéndose inalteradas respecto al cierre del pasado ejercicio.

Por su parte, las comisiones de las tarjetas de débito alcanzaban los 13,57 euros de media a 31 de mayo, tras avanzar un 2,7%. Las cuotas mínimas y máximas quedaban en 4,51 y 20 euros, respectivamente.

La cuota mínima y la máxima aplicada por las entidades financieras se situó en los 13,52 y 40 euros, respectivamente

Estos datos tienen en cuenta únicamente las tarjetas básicas, por lo que se excluyen las de las categorías "oro", "platino", de afinidad, de pago dinámico en autopistas u otras con prestaciones adicionales, como las que cuentan con seguros de asistencia en carretera.

Incorporar un chip

Las entidades se afanan en ganar cuota de mercado, pero con las tarjetas pueden emprenderse otras iniciativas. Por ejemplo, Caja Madrid ha lanzado la tarjeta de crédito Síndrome de Down, mediante la que destinará un 35% de las comisiones que reciba por su uso a la Fundación Síndrome de Down de Madrid, así como el 30% de la cuota de renovación, que será de 24 euros anuales.

Esta tarjeta tiene una cuota de alta gratuita y se puede domiciliar en la cuenta bancaria de cualquier entidad financiera. Con su puesta en marcha, la entidad financiera busca "contribuir a apoyar la plena integración social de las personas con síndrome de Down y discapacidad intelectual".

Por otro lado, la llegada de la zona única de pagos (SEPA, en sus siglas en inglés) obliga a bancos y cajas a incorporar la tecnología chip -también conocida como EMV- a las tarjetas.

Algunas entidades han comenzado ya a renovar sus tarjetas. La mayoría de ellas han actualizado su red de cajeros para hacerla compatible con el chip. Bancos y cajas han renovado también más del 40% de los aparatos instalados en los comercios. Cajeros y terminales de punto de venta deberán estar listos en 2008 y las tarjetas, a finales de 2010.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones