Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Las Consejerías autonómicas de Sanidad y Consumo intensifican las campañas de inspección de cara a Navidad

Los productos fabricados en Asia y los pescados, mariscos y carnes son el objeto principal de las inspecciones

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 10 diciembre de 2001

En estas fechas, antes de que se inicien las compras masivas y pese a que desde Consumo se advierte que el comercio no es un sector problemático, las autoridades regionales de Sanidad y Consumo ponen el acento en los productos provenientes de los mercados asiáticos.

"La Unión Europea ha dado origen a un gran mercado de 300 millones de consumidores, en el que existe una gran competencia que beneficia al usuario", explica el director general de Consumo de Murcia, José Gabriel Ruiz. Precisamente por este motivo, los productos importados desde Asia pueden entrar por cualquier punto de la Unión Europea y hay que verificar su idoneidad.

También en estas fechas, los inspectores de Sanidad trabajan a destajo. "Ante el aumento de la demanda de pescados, mariscos y determinadas carnes, y frente al hecho de que se disparan los precios, Sanidad intensifica sus controles sanitarios en los grandes centros de distribución", comenta el jefe de servicio de Salud Pública, Blas Marsilla.

El uso de conservantes ilegales, como el ácido bórico en pescados y mariscos, es uno de los principales problemas. "El precio de estos productos se triplica o cuadriplica en estas fechas y los distribuidores se arriesgan porque si se les estropea el producto pierden mucho dinero", explica Marsilla. Desde la Dirección General de Salud Pública hacen hincapié en que, pese a que el uso del ácido bórico es ilegal, este conservante no es tóxico para las personas, a no ser que se tome en grandes cantidades.

También la carne es objeto de un seguimiento especial en estas fechas. El aumento de la demanda de carnes deja desprovistos a los comerciantes, que en ocasiones recurren a las matanzas clandestinas, según comenta Marsilla, que asegura que por eso las inspecciones inciden de una forma especial entre los minoristas. "Estas piezas no pasan los controles sanitarios pertinentes. Hay que advertir a los compradores que el sello rojo o azul en piernas, costillares y paletillas son una garantía de salubridad", advierte.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones