Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Las familias recurren cada vez más a los créditos hipotecarios para financiar gastos de consumo

Viajes o compra de coches son algunos de los gastos que se estarían financiando vía hipoteca

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 20 septiembre de 2006
Las familias españolas utilizan cada vez más el recurso al préstamo hipotecario para financiar gastos distintos a la compra de vivienda, según pone de manifiesto el último "Pulsímetro Inmobiliario" elaborado por el Instituto de Práctica Empresarial (IPE).

Los expertos señalan que es bastante normal pedir o ampliar un préstamo ya existente para abordar una reforma de la vivienda o que en el caso de una compra se aproveche para incluir en la cuota del préstamo la letra del coche. De hecho, aseguran, muchas entidades invitan a los solicitantes de hipotecas a agrupar todo su endeudamiento en este préstamo y cancelar el resto de letras pendientes.

A efectos estadísticos, cambiar una hipoteca de 30.000 euros por otra de mayor importe es considerada una operación nueva y de ahí que pueda darse el caso de que se cierren más operaciones de crédito hipotecario que transacciones de vivienda en algunas ciudades.

Más hipotecas que viviendas vendidas

Para los autores del "Pulsímetro Inmobiliario", la razón de que el número de hipotecas constituidas pueda superar al de viviendas vendidas puede encontrarse en que los tipos y plazos son más atractivos que en el caso de los préstamos al consumo y que las familias hacen las cuentas y les sale más barata la financiación hipotecaria incluso pagando gastos de notario y registro.

Entre los gastos de consumo que se estarían financiando por la vía hipotecaria, el IPE considera que los viajes a países exóticos, la financiación de estudios de los hijos o los coches ocupan lugares preferentes. Además, existe un supuesto más "normal" que es el de pedir más dinero de hipoteca a la hora de comprar una casa que el que en realidad se necesitaría y destinar el sobrante a la compra de muebles y demás enseres del hogar.

Por otro lado, el IPE advierte de que la época de bajos tipos de interés ha llegado a su fin y que las familias deben prepararse para afrontar más subidas de sus cuotas hipotecarias. Según sus cálculos, una hipoteca media de 100.000 euros a 25 ó 30 años aumenta su cuota mensual entre 12 y 15 euros por cada cuarto de punto que sube el euríbor.

Nuevos modelos

Algunos de los nuevos modelos hipotecarios que maneja el sector financiero podrían generar un repunte adicional de los precios de la vivienda. Así lo asegura este mismo estudio, que destaca que la actividad constructora empieza a tocar techo en zonas como Madrid, Baleares o Canarias mientras presenta una explosión de actividad en Castilla-La Mancha, Murcia o Cantabria.

Los expertos afirman que alguna de las nuevas fórmulas hipotecarias podría encarecer aún más la vivienda

El trabajo explica que bancos y cajas han comenzado a un giro en su política para pasar del sistema francés (reparto más o menos equitativo del pago de principal e intereses en las cuotas) al americano (traslado del principal al final del contrato y pago al principio sólo de los intereses).

Este cambio, aseguró el director general de IPE, Marcial Bellido Muñoz, genera "un incremento artificial de la capacidad de pago mensual" que para el caso de la hipoteca media en España asciende al 14,28%. Aumento que, dijo, es más que probable que se traslade a los precios de las casas. Aunque parezca novedoso, el método es habitual en Estados Unidos, donde al morir los padres dejan en herencia a sus hijos junto a sus casas las hipotecas que las gravan.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones