Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Las nuevas hipotecas a 40 y 50 años suponen un riesgo para la economía de los consumidores, según Adicae

Esta asociación dice que incrementan la incertidumbre de las familias ante una posible recesión económica

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 13 enero de 2006

Estos productos surgen como consecuencia del elevado encarecimiento de la vivienda, que dificulta el acceso a la misma a millones de ciudadanos, pero al mismo tiempo contribuyen a que se mantengan “los desmedidos y descontrolados” incrementos de precios en este mercado.

Sobreendeudamiento familiar

Adicae explica que las hipotecas de larga duración inciden en el sobreendeudamiento familiar. “Mucha gente está endeudada al límite de sus posibilidades, por lo que tendrán muchas dificultades para pagar sus hipotecas en el momento en que los tipos suban aunque sea un poco, lo que es fácil que ocurra porque partimos de mínimos históricos”. Según sus cálculos, si los tipos de interés suben un punto, 50.000 familias tendrán problemas para pagar su hipoteca, cifra que aumentaría hasta 150.000 si la subida fuera de dos puntos.

Por eso, Adicae aconseja contratar la hipoteca al plazo más corto posible, para lo que es necesario “hacer cuentas y tener clara la capacidad de endeudamiento de cada uno”, así como pensar en el futuro y no solamente en si se puede pagar la cuota mensual actual.

Costes mayores

Esta organización, a modo de ejemplo explica que con una hipoteca de 150.000 euros a 25 años la cuota mensual se situaría en 711 euros con los actuales tipos y al vencimiento de este préstamo se habrían pagado de intereses, aproximadamente, 63.000 euros. Sin embargo, si esta misma deuda se ampliase a un periodo de 40 años nos encontraríamos con una mensualidad de 532 euros que, aunque más cómodo en el presente, a su vencimiento nos habrá hecho pagar 107.000 euros de intereses (un 70% más de coste), mientras que si fuese a 50 años la cuota mensual saldría a 483 euros y el montante final de intereses se dispararía a 139.000 euros (casi otra vivienda y más del doble que si se hiciese a 25 años).

La organización aconseja contratar la hipoteca al plazo más corto posible.

Además, Adiace afirma que, como se ve en el caso propuesto, “incrementar 10 años más el plazo tan sólo nos supondría un ahorro mensual de 49 euros mientras que, al vencimiento, pagaríamos 32.000 euros de más”. “Nos encontramos también que a mayor plazo de devolución más tardamos en amortizar el capital prestado y mayores son los intereses devengados, de manera que podemos estar años atendiendo cuotas y sólo haber pagado prácticamente intereses”, indica el comunicado.

Adica advierte que, ante posibles insolvencias futuras por paro, enfermedad, separación matrimonial o fallecimiento, la deuda apenas habría menguado. A modo ilustrativo, tras estar pagando durante 15 años las cuotas del préstamo hipotecario, si el vencimiento de éste es a 25 años nos quedaría de devolución del capital alrededor de 74.000 euros (la mitad de lo solicitado), mientras que si el vencimiento es a 40 o 50 años el capital pendiente de amortizar tras 15 años de pagos, todavía alcanzaría los 113.000 euros y 125.500, respectivamente.

Etiquetas:

hipotecas largo plazo

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones