Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Los billetes de 200 euros sustituyen a los de 500 en las operaciones fraudulentas

A partir de 2010 bancos y cajas deberán informar de las transacciones en efectivo de más de 3.000 euros

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 6 febrero de 2009
500 en las operaciones fraudulentas, principalmente en la compraventa de inmuebles, donde el pago se realiza en "dinero negro" con el fin de eludir las obligaciones tributarias con el Fisco, alertan los Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA).

Según los últimos datos del Banco de España, mientras que la cifra de billetes de 500 euros puestos en circulación durante el pasado año se redujo en un 1,7%, hasta situarse en 112 millones de unidades, el volumen de billetes de 200 euros aumentó en casi un 5%, alcanzando los 22 millones. En la actualidad, España mueve en "billetes grandes" buena parte del efectivo de la zona euro, ya que acapara cerca de la cuarta parte de los billetes de 500 euros y supera el 12% de los de 200.

En concreto, en España el importe de los billetes de 500 euros se situó en 56.243 millones al cierre de 2008, mientras que en el caso de los de 200, el importe puesto en circulación fue de 4.341 millones, lo que supone que el 71% del valor total del efectivo (85.666 millones) en manos de los españoles está en billetes grandes.

GESTHA destaca que la caída de los billetes de 500 en 2008 se vio parcialmente compensada con el aumento del efectivo en billetes de 200 puesto en circulación por el Banco de España, lo que es sintomático del "ligero despunte" de un nuevo instrumento fraudulento para saldar negocios al margen de Hacienda.

De esta forma, los técnicos estiman que la bajada de la cifra de billetes grandes en circulación responde tanto a la caída de la actividad inmobiliaria como a la incipiente tendencia de los "grandes defraudadores" a utilizar billetes de 200 euros, temerosos de ser descubiertos por las actuaciones de inspección anunciadas por la Agencia Tributaria en este sentido.

Operaciones de más de 3.000 euros

Por otro lado, GESTHA augura que la obligación de bancos y cajas de informar de aquellas operaciones en efectivo que superen los 3.000 euros a partir del año 2010, reducirá la economía sumergida en nuestro país.

En su opinión, esta medida ayudará a los técnicos de Hacienda a realizar un seguimiento más eficaz de la demanda de billetes grandes a través del control de una serie de datos (nombre, apellidos, razón social, etc.) de las personas o entidades que protagonicen operaciones de este tipo.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones