Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Los gobiernos de la UE se comprometen a ayudar a los bancos que suspendan los test de estrés

Las entidades que no pasen los exámenes tendrán tres meses para presentar sus planes de recapitalización

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 13 julio de 2011

"Se adoptarán las medidas correctivas necesarias tras los resultados de las pruebas", según la declaración aprobada por los ministros. "Estas medidas privilegiarán soluciones del sector privado, pero incluirán también un marco sólido para prestar apoyo gubernamental en caso de necesidad", prosigue el texto. "Los bancos que suspendan las pruebas de resistencia deberán adoptar medidas, ya sea ellos mismos o a través de la actuación pública, para garantizar que cumplan el requisito de capital básico del 5% en el plazo de tres meses", explicó el ministro de Economía polaco, Jacek Rostowski, cuyo país ocupa la presidencia de turno de la UE.

La vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, admitió el pasado lunes que algunas cajas españolas suspenderán los test al no contar las provisiones genéricas como parte del capital. También las autoridades alemanas han dado a entender que varias entidades del país no pasarán las pruebas de solvencia. "Es esencial que demos la solución al mismo tiempo que identifiquemos el problema o incluso antes", pidió el comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn. "Confiamos en que los Estados miembros, cuando sea necesario, presenten propuestas sólidas y anticipen las soluciones. Estamos en una semana clave", dijo el comisario de Mercados Financieros, Michel Barnier.

Los ministros de Economía pasaron revista a los planes de rescate de los diferentes Estados miembros. "En la mayoría de países casi todo está preparado", aseguró el ministro polaco. "Los test de estrés nos mostrarán lo que es necesario y, a continuación, se actuará para garantizar que los bancos eliminen cualquier duda sobre su solidez", señaló Rostowski.

La nueva ronda de test de estrés pretende ser más rigurosa que la que se realizó el año pasado, en la que solo suspendieron siete de los 91 bancos examinados -de los cuales cinco eran cajas españolas- y en la que no se detectaron los problemas de la banca irlandesas que obligaron a rescatar al país semanas después. No contempla la hipótesis de una quiebra de Grecia pero sí desvelará la exposición de la banca a la deuda pública de los países periféricos.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones