Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Los juguetes magnéticos deben advertir de los riesgos que presentan para los niños

El pasado verano se retiraron 18 millones de estos artículos en todo el mundo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 22 julio de 2008

La advertencia sobre riesgos debe ser claramente visible y fácilmente legible, y estará expuesta de manera que salte a la vista en el envase o irá fijada de otro modo al juguete magnético de forma que sea visible para el consumidor en el punto de compra.

Consumo recuerda que durante 2006 y hasta abril de 2007 se registraron en nuestro país al menos 32 casos de ingesta de imanes en niños con edades comprendidas entre 10 meses y 12 años.

Si se traga más de un imán, pueden atraerse entre sí y causar una perforación intestinal, una infección o una obstrucción que resulten mortales. Además, la inhalación de imanes ha provocado también lesiones graves y su inspiración en los pulmones requiere cirugía inmediata.

18 millones de unidades retiradas

Entre 2006 y 2007 varios productores de juguetes llevaron a cabo importantes campañas de recuperación de artículos magnéticos. En particular, en el verano de 2007 se retiraron más de 18 millones de estos juguetes en todo el mundo.

La Comisión Europea informa de que muchos fabricantes son ahora conscientes del riesgo y han modificado el diseño de los juguetes afectados, encapsulando los imanes en las partes que los contienen o anillándolos en torno a ellas.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto