Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Los nuevos test de estrés prevén para España una contracción económica del 1% en 2011 y del 1,1% en 2012

La tasa de desempleo alcanzaría el 21,3% este año y el 22,4% el siguiente

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 20 marzo de 2011

En cuanto a la inflación, la EBA estima que los precios subirían en los próximos dos años un 1,5% y un 1,4%, mientras que en una situación adversa aumentarían nueve décimas en 2011 y caerían dos décimas en 2012. El informe presta también atención a los precios de la vivienda, donde en el peor de los casos caerían un 12,3% en 2011 (un 5,3% en el escenario base) y un 11% en 2012 (un 3% en el escenario base). El organismo establece también una desviación de la prima de riesgo española entre 2011 y 2012 de 165 puntos básicos respecto a las previsiones actuales, al mismo tiempo que estima una caída en los mercados en esos dos años del 20,7%.

La EBA prevé para el conjunto de la Unión Europea (UE) que, en el peor de los casos, la economía se contraiga cuatro décimas 2011 y registre un crecimiento plano en 2012, la tasa de paro aumente hasta el 10% y el 10,5%, respectivamente, y la inflación se sitúe en el 1,5% este año y el 0,5% durante el próximo. En el caso de la eurozona, la contracción de la economía estimada en el escenario adverso será de cinco décimas en 2011 y de dos décimas en 2012. Por su parte, la tasa de desempleo alcanzaría el 10,3% y el 10,8%, mientras que los precios subirían un 1,3% en 2011 y seis décimas al año siguiente.

La autoridad defiende que el escenario adverso, diseñado por el Banco Central Europeo (BCE), es "más severo" que el de las pruebas realizadas en 2010 en términos de desviación respecto al escenario base y la probabilidad de que éste se materialice. Además, incluye un "marcado deterioro en las variables macroeconómicas", como el Producto Interior Bruto (PIB), donde prevé una caída de alrededor de cuatro puntos porcentuales respecto al escenario básico, el empleo y los precios de la vivienda.

También comprende una prueba específica respecto a la deuda soberana en la UE que recoge mayores caídas en el precio de algunos bonos europeos de las que asumía en 2010. Estos recortes se aplicarán a las posiciones en la cartera de negociación de los bancos, donde se materializarán las pérdidas y se acompañarán de un informe completo sobre todas sus posesiones de deuda soberana.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones