Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Los productos rebajados están cubiertos por la garantía legal de dos años, según recuerda Consumo

El Ministerio también aconseja conservar el comprobante de la operación y evitar las "compras compulsivas"

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 9 enero de 2006
De forma coincidente con el inicio de las rebajas de invierno, el Ministerio de Sanidad y Consumo recordó el pasado sábado que los productos rebajados están cubiertos por la garantía legal de dos años, al igual que ocurre en cualquier otra época del año. Asimismo, aconsejó conservar el comprobante de compra para poder hacer efectivo el derecho a la sustitución del artículo o a la devolución del dinero. Además, para evitar gastos innecesarios, Consumo recomendó evitar las "compras compulsivas".

Cuando el artículo en cuestión no reúna las condiciones de calidad estipuladas y por lo que se refiere a la devolución del importe, Consumo recalca que "éste se tendrá que reintegrar de forma efectiva, sin cargos adicionales y sin reembolsarlo en forma de vales para realizar otra compra en el mismo establecimiento, salvo que esta forma de abono sea solicitada por el consumidor". Además, señala que "salvo que el establecimiento especifique clara y ostensiblemente lo contrario, los comerciantes que admiten habitualmente tarjetas de crédito están obligados a seguir haciéndolo durante las rebajas".

Consumo subraya que hay que tener en cuenta que "lo ofrecido en la publicidad es de obligado cumplimiento y debe ser considerado como incluido en las cláusulas del contrato, aunque no se refleje en el mismo o se diga lo contrario a la hora de efectuar la transacción". En cuanto al etiquetado, deben cumplirse también todas las normas vigentes en cualquier otra época del año. Así, la etiqueta debe reflejar las características del producto, su composición y sus instrucciones de uso, que deben leerse antes de la adquisición "para evitar problemas ulteriores".

Según Consumo, la normativa de las rebajas prohíbe ofrecer como rebajados artículos con taras o deteriorados. Además, el producto, que ha tenido que estar a la venta al menos un mes a su precio normal, debe incluir éste importe en su etiqueta, junto con el precio rebajado. Finalmente, Sanidad y Consumo recuerda a los ciudadanos que durante esta época les asiste el derecho a reclamar si la compra no reúne las condiciones anunciadas.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones