Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Murcia dicta el primer laudo de España que obliga a Opening a devolver el dinero a una alumna

La academia de idiomas debe reembolsar a una estudiante murciana los 1.562 euros que abonó por matricularse

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 28 septiembre de 2002
img_openingp 12
María Dolores Martínez Martínez, una murciana de 27 años, se ha convertido en la primera alumna de toda España a la que Opening deberá reembolsar el dinero que entregó para matricularse en el centro que la academia de idiomas posee en Murcia.

Después de celebrar una audiencia en la que estuvo presente la afectada, la Junta Arbitral de Consumo de la Comunidad Murciana emitió ayer el único laudo -documento con la misma validez que una sentencia judicial- conocido hasta el momento que sanciona a Opening por incumplimiento del servicio contratado. De esta forma, la empresa tiene a partir de ahora un mes de plazo para reintegrar los 1.562,64 euros que en su día cobró a María Dolores Martínez.

En caso de que el centro de idiomas no cumpla el veredicto de la Junta Arbitral, es decir, que no devuelva el dinero a la alumna, el laudo se trasladará a los tribunales para estudiar el conflicto por vía judicial, explica el director general de Consumo murciano, José Gabriel Ruiz.

En la audiencia celebrada en la sede de la Consejería de Sanidad y Consumo no compareció ningún representante de la empresa, lo que privó a los miembros del tribunal de escuchar los razonamientos de la red de academias. No obstante, un alto cargo de Opening en Madrid envió el jueves una carta al Gobierno de dicha comunidad anunciando su ausencia, pero dejando perfectamente claro su predisposición a someterse a la reunión de la Junta Arbitral, así como a la decisión que este órgano adoptara.

Hay que aclarar que la situación de María Dolores Martínez es distinta a la de los alumnos de Opening que solicitaron un crédito bancario para costearse los estudios y ahora se encuentran con la obligación de amortizarlo a pesar de que el centro de enseñanza se encuentra cerrado y sin actividad. Ella forma parte del grupo de clientes que desembolsó de una vez el valor total de la matrícula.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones