Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Nueve autonomías no tienen trabajadores suficientes para garantizar las pensiones a sus jubilados, según el Ministerio de Trabajo

Este problema se subsana gracias al principio de solidaridad que rige el sistema español de la Seguridad Social

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 20 febrero de 2005
Aragón, Castilla-La Mancha, Extremadura, Cantabria, Castilla y León, Galicia y Asturias terminaron 2004 sin ocupados suficientes para pagar a sus pensionistas, porque la proporción entre unos y otros no alcanzó la mínima relación necesaria, de 2,1 trabajadores por cada jubilado, que garantiza la prestación. Al grupo se sumaron el País Vasco y La Rioja, que se quedaron a sólo una décima de alcanzar la proporción requerida, según datos provisionales del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. Del lado contrario, Canarias y Madrid fueron las autonomías que más trabajadores aportaron a la Seguridad Social en 2004.

De momento, este problema se subsana por el principio de solidaridad que rige el sistema español de la Seguridad Social, fundamento del Estado de bienestar. La cooperación y contribución entre territorios se extiende entre las diversas generaciones, de modo que los ocupados actuales cotizan para mantener a los jubilados que trabajaron en el pasado, y entre sexos, es decir, que las pensiones se calculan de forma idéntica para hombres y mujeres.

Los tres principios de solidaridad se mantienen gracias al sistema de "caja única". La existencia de esa hucha supone que todas las cotizaciones y prestaciones, cualquiera que sea su origen y destino, entran y salen de la misma caja. De esta manera, se resuelven las carencias, se equilibran las cuentas y se garantiza la igualdad para todos los trabajadores en función de su salario.

La relación entre los trabajadores con empleo y los que ya están retirados por vejez o enfermedad o perciben otro tipo de pensión contributiva -orfandad, viudedad, favor de familiares- es pues una de las columnas de la Seguridad Social, si bien el abanico sobre el que se apoya la viabilidad del sistema es más amplio. Se trata de no gastar más de lo que entra.

El Gobierno asegura que la correspondencia media entre activos y pasivos avanza de manera muy modesta todos los meses. En la actualidad, la proporción se acerca a los 2,4 trabajadores por cada retirado. Este cociente baja al 2,1 al relacionar el total de afiliados -ocupados a la Seguridad Social en 2004-, con las pensiones contributivas -trabajadores que han cotizado, al menos, 15 años- contabilizadas en la misma fecha. La causa radica en que algunos pasivos perciben más de una pensión.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones