Será necesario cotizar durante 41 años para jubilarse a los 65

La ampliación de la edad de jubilación a 67 años se hará de forma progresiva
Por mediatrader 25 de enero de 2011

El ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, precisó que será necesario cotizar durante 41 años para poder jubilarse a los 65. Así lo indicó tras la celebración de la Conferencia Sectorial de Empleo y Asuntos Laborales, si bien el presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, rebajó después la cifra a «cerca de 40 años». En los últimos días, se había barajado la reducción a 39 años en un acercamiento de posiciones con los sindicatos, que exigen al Gobierno que establezca excepciones para que el retraso de la edad de retiro afecte al menor número de trabajadores posible. Con respecto a la ampliación de la edad de jubilación a los 67 años, Gómez manifestó que se hará de forma progresiva, desde el 1 de enero de 2013 hasta el año 2027.

El titular de Trabajo reiteró que, con una esperanza de vida cada vez mayor, la vida laboral tiene que prolongarse hasta los 67 años. «Pero cuando se haya cotizado suficiente tiempo, 41 años en la propuesta inicial, que pueda haber jubilaciones a los 65 años», subrayó. Tras expresar su deseo de que el acuerdo sobre la reforma de pensiones pueda conseguirse antes del debate parlamentario previsto sobre este asunto, no lo consideró una condición «imprescindible» ya que el Gobierno aprobará el viernes la reforma de las pensiones, haya acuerdo o no.

Durante la Conferencia Sectorial de Empleo y Asuntos Laborales, Valeriano Gómez explicó a los representantes de las comunidades autónomas su propuesta sobre las políticas activas de empleo y el cambio de la ayuda de los 426 euros. Entre las medidas que citó figura la obligación de los Servicios Públicos de Empleo de realizar con los desempleados itinerarios personales e individualizados para proporcionarles orientación, formación y reinserción profesional.

El titular de Trabajo insistió en que España tiene un sistema de protección por desempleo bueno que «en tiempos de crisis asegura la protección económica al 75% de los desempleados», pero señaló en que es preciso mejorar las políticas de ayuda para encontrar un puesto de trabajo con medidas que contribuyan a su preparación profesional.

Gómez también adelantó las principales líneas del Plan de Choque. Destacó que se trata de un proyecto que «es mucho más y mejor que el PRODI (ayuda de los 426 euros)». El ministro explicó que el Plan pretende dar «un empujón al empleo» por medio de un programa de fomento del trabajo a tiempo parcial para jóvenes y parados de larga duración. Incluye además un programa de recualificación para parados que hayan agotado su protección por desempleo y carezcan de recursos económicos, que contará, en determinados casos, con ayudas de 350 euros durante un período máximo de 6 meses.

Políticas activas de empleo

El Ministro de Trabajo informó que el Ejecutivo central, a través del Ministerio de Trabajo e Inmigración, repartirá 3.100 millones de euros entre las Comunidades Autónomas para el desarrollo de programas de política activa de empleo. Estos fondos se destinarán a la realización de programas de empleo, itinerarios de inserción sociolaboral y acciones de formación para ocupados y desempleados, actuaciones de promoción de la actividad económica y fomento del empleo autónomo y la economía social, e inserción sociolaboral de personas con discapacidad.

También se han repartido 93,5 millones de euros destinados a la modernización y mejora de los Servicios Públicos de Empleo, así como 100 millones de euros para la prórroga de los 1.500 promotores de empleo que trabajan en ellos y la contratación de 1.500 más para reforzar la atención a las personas en situación de desempleo. En total, Trabajo invertirá más de 1.631 millones de euros en programas de empleo y cerca de 1.337 millones de euros para actuaciones en materia de formación para el empleo, tanto destinada a ocupados como a desempleados.