Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Diez claves para comprar en el supermercado

Algunas grandes superficies ubican los mejores precios en los estantes más altos y más bajos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 7 mayo de 2002
Poner en práctica una serie de medidas simples cuando vayas al supermercado pueden serte de una gran utilidad para lograr el objetivo de gastar menos euros en la cesta de la compra. La aplicación de las siguientes claves te ayudarán a ahorrar para ahorrar en la adquisición de alimentos y artículos para el hogar. Por lo tanto, y en la medida que te sea posible, aplica las recomendaciones que te detallamos a continuación:

1. Intenta ir al supermercado una sola vez por semana. Quienes van más a menudo compran más artículos por impulso.

2. Procura ir siempre a la compra con una lista. Es una realidad demostrable que los que compran con lista gastan menos que los que van sin ella.

3. Trata de comprar sólo cuando estés descansado y concentrado. Una cabeza despejada se encuentra en mejores condiciones para calcular los precios y para detectar los posibles errores que se produzcan en la caja a la hora de cobrar.

4. Lleva una calculadora. Es muy útil para calcular el precio unitario. Las comparaciones deben hacerse en función del precio unitario y no al precio absoluto.

5. En la medida que te sea posible compra en un solo lugar. A menos que las diferencias sean muy grandes, ahorrarás en combustible y tiempo.

6. Si puedes indaga entre los empleados del supermercado qué días se ponen las ofertas fuertes para aprovechar la bajada de precios de determinados productos.

7. En algunas grandes superficies, los mejores precios se ubican en los estantes más altos y más bajos, reservando los que están a la altura de los ojos para los precios que dan más margen al supermercado. Así que no te olvides de fijarte en este detalle cuando vayas a elegir entre un producto u otro.

8. Compra cantidad cuando los precios sean muy atractivos e interesantes sin perder de vista que las limitaciones son la caducidad del producto, el espacio disponible en casa para almacenar y las posibilidades de que el precio del producto siga bajando.

9. Cuando se elige entre distintos tamaños de un producto, ten presente que no siempre el más grande resulta ser el más económico.

10. Si la tienes, no te olvides de usar la tarjeta de cliente. Si no dispones de ella y el supermercado te ofrece una, acéptala. Además, intenta aprovechar los cupones de descuento que suelen aparecer en determinados productos.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones