Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Elegir el mejor sistema de aire acondicionado

El asesoramiento previo y fijarse no sólo en el precio del electrodoméstico sino en su consumo a medio y largo plazo contribuyen al ahorro en la factura final

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 6 agosto de 2008

Para todos los gustos

Adquirir un sistema que mejore el ambiente de la vivienda es sencillo y cada vez más frecuente debido a su precio y la facilidad de instalación. En el mercado hay una amplia gama de equipos para todos los gustos y presupuestos:

Aparatos fijos

  • El split, la opción mayoritaria

    Los edificios de nueva construcción están pensados para acoger un sistema de climatización, por lo que se diseñan desde un principio para la instalación de un equipo de conductos que recorren toda la casa para aclimatar los diferentes espacios. Pero si hablamos de una instalación a posteriori en viviendas ya construidas, la opción mayoritaria es la de los equipos split (división o partición, en inglés), que constan de una unidad externa que conecta con una o varias internas. Su sistema de conductos obliga a bajar el techo en las habitaciones que recorren, con la complicación y el coste que ello supone.

    1. El split simple. Una unidad interior se conecta a la exterior. La interior está compuesta por el evaporador, el ventilador, el filtro de aire y el sistema de control; en la exterior se encuentran el compresor y el condensador. Estos splits están equipados con filtros purificadores, de prevención de humedad y demás sistemas de mejora de la calidad del aire. Pueden trabajar en modo de humidificación cuando la diferencia entre la temperatura del ambiente y la programada es reducida, en modo económico o en modo refrigeración. Su precio se encuentra entre los 300 y 1.800 euros, y la instalación puede costar entre 300 y 400 euros.

    2. El multi-split. Indicado para viviendas grandes. La unidad exterior alimenta, según las necesidades, dos o más unidades interiores. Su precio se halla entre 600 y 2.200 (dos unidades interiores), aproximadamente, y la instalación, siempre realizada por un profesional, puede costar cerca de los 600 euros (instalación de dos unidades).

  • Climatizador de ventana. Se instala en una ventana o muro exterior, de manera que medio equipo se queda fuera y el otro medio dentro. Incluye en una misma unidad el compresor, ventilador y evaporador, lo que causa ciertas desventajas en cuanto a aspectos estéticos y del nivel sonoro que genera en el interior de la vivienda. Se suele instalar en viviendas en las que se permite la colocación de unidades condensadoras en la fachada. Su precio se encuentra entre los 500 y 850 euros.

Aparatos portátiles

  • Split portátil. El compresor también debe colocarse fuera, pero no se fija, puede dejarse en el suelo de un balcón. Este aparato puede transportarse y utilizarse en distintas estancias siempre y cuando las habitaciones tengan puertas o ventanas con salida al exterior.

  • Monobloc portátil. Apto para viviendas de alquiler o para segundas viviendas. No necesita instalación y es fácil de transportar, aunque el ruido que produce es excesivo al introducir el compresor dentro de la vivienda. La gama de potencias es limitada y consume mucha energía.

El precio de los aparatos portátiles oscila entre 500 y 800 euros.

El mantenimiento, clave para que el ahorro sea mayor

De poco sirve proveerse del más eficiente sistema de climatización si después no reparamos en ciertos detalles para optimizar su efecto. El adecuado mantenimiento del sistema de climatización, así como su limpieza, resultan esenciales. No cuesta nada seguir algunos consejos sencillos con los que se evitará un derroche de energía al mismo tiempo que ayudamos a mantener fresca la vivienda de manera sencilla y económica:

  • Los filtros de aire sucios inciden en el consumo de energía, por lo que es recomendable limpiarlos una o dos veces al mes.

  • El termostato no debe estar cerca de fuentes de calor. Los equipos de aire acondicionado han de mantenerse resguardados del sol e instalarse donde haya una buena circulación de aire.

  • En verano, regular la temperatura a unos 24 grados es más que suficiente. Una diferencia de temperatura de más de 12 grados no es saludable. Además, por cada grado que bajemos, consumiremos un 8% más de energía.

  • Hay que ventilar la casa a primera hora de la mañana, cuando el aire es más fresco. Después, conviene cerrar las ventanas y bajar las persianas o toldos para mantener el ambiente fresco en el interior.

  • Un buen aislamiento es primordial. Los burletes en puertas y ventanas permiten ahorrar entre un 5 y un 10% de energía, y las ventanas de doble acristalamiento, hasta un 20%.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones